No estaba muerto (ni estaba de parranda)

Estimados cuatro lectores míos, no es que me haya muerto ni nada por el estilo. Ni he abandonado el blog. Es simple y llanamente que después del tute que me pegué para las Ludus Myrtea me quedé con el seso seco. Entendedme, no es que haya dejado de tener ideas, que las tengo, pero la sobredosis de actividad en las semanas previas hicieron que el cuerpo me pidiera descanso y se está desquitando haciendo que mi actividad friki se haya resentido a nivel de “producción real”.

Estas últimas semanas no he podido escribir ni una línea en condiciones, lo cual es un palo para cualquiera, pero sí que he hecho docenas si no cientos de anotaciones de ideas a desarrollar con el tiempo. Muchas de éstas han sido para Tipos Duros y Savage Worlds, pero bastantes se han ido para Dark Heresy, Fading Suns, Vampiro y alguno más. ¿Cuándo voy a poder desarrollarlas? Pues no lo sé pero no tengo prisa. ¿Cuándo voy a retomar la actividad habitual en el blog? Pronto, porque el hecho de que pueda escribir este aviso y que no lo esté borrando significa que el cerebro ya está entrando en fase de productividad.

¿Qué deparará el futuro? Muchas cosas. Aunque dos de las primeras que quiero terminar son las correcciones y ajustes a las aventuras que dirigí en las jornadas y que pondré en descarga en PDF como mandan los cánones (y como espera casi todo el mundo).

Así que continuad en sintonía, porque tengo muchas cosas maravillosas para vosotros. Y para darme el pegote.

Relato y ensayo, colaborando con Bastión Rolero y Aventuras Bizarras

Como soy un tipo polifacético, con una producción de material extensísima, que es incapaz de parar quieto, tengo mucho cuento y además no tengo abuela, esta semana ha coincidido que han salido al mundo mis colaboraciones en Bastión Rolero y Aventuras Bizarras. Porque, ¿por qué conformarnos con tener a Rasczak en un único sitio si podemos tenerlo en tres a la vez? Pues si no quieres sopa toma tres tazas. Y un relato. Y un ensayo.

En Aventuras Bizarras han publicado un relato mío llamado En alas de ira. Un pequeño cuento mitológico en el que un hombre primitivo les habla a otros algunos hechos sobre su pasado y el por qué de cosas que han de ocurrir. En origen lo escribí para un concurso, pero creo que no lo entendieron muy bien e incluso me dijeron que no era de ciencia ficción. Así que tocaba reciclarlo y sacarle provecho de alguna manera.

En Bastión Rolero lo que ha salido al público es un artículo que di en llamar Amplía como puedas y en el que expongo, con mi proverbial humildad (¿humilqué?), las cosas que he aprendido a tener en cuenta cuando me pongo a ampliar un juego o a retocar el sistema de juego que tenga. No es que sea nada que sea difícil de pensar por uno mismo, pero estoy bastante seguro de que habrá alguien novato en esas lides a quien le pueda ahorrar algún disgusto.

Por supuesto nada os impide, mis ilustres tres lectores, ignorarlos, pero si yo fuera lector mío por gusto (no como esos a los que encañono con un revólver del 44 para que me lean) no me los perdería por nada del mundo. O tal vez sí, si de ello dependiera la vida de algún enano calvo. O no, que le den morcilla a los enanos. Y a los gnomos también. Pero sobre todo a los elfos.

Ya está, ya puedo dejar de decir tonterías que ya he escrito más de 300 palabras.

Vuelta al cole y primera de las Instantáneas

Esto podría ser otra de las instantáneas, pero está muy vista.

Las notas de clavicémbalo suenan, tenues, en la atmósfera cargada, dando forma al scherzo de la Partita Nº 3 en A menor de Bach. El humo de varios cigarrillos impregna el aire por completo. La constante cadencia de las notas, tan atemporales como fuera de su tiempo, parece imbuir el momento de otros mil instantes previos. Sólo el parpadeante contraste de líneas de luz anaranjada, que se filtra por los estores de los grandes ventanales, varía la monótona oscuridad del ambiente. Un cenicero de cristal iridiscente deja escapar unas últimas mortecinas volutas de humo al aire, haciéndolo más denso a cada segundo y perturbadas sólo por por los delicados movimientos del intérprete.

Éste se mueve con exquisita pulcritud, marcando el ritmo del compás de tres cuartos con sutiles movimientos de su torso desnudo. Tiene los ojos cerrados, ocultando el cromado de su esclerótica y el resplandor cian de su iris, y una casi imperceptible sonrisa de satisfacción en el rostro anguloso, iluminado por momentos en tonos naranjas que le recorren la piel del cuerpo, oscilando apenas unos milímetros cada vez.

La evolución de la pieza alcanza la giga y el intérprete incrementa el ritmo. Los dedos de aleación de titanio se desplazan con agilidad sobre las teclas de cuatro siglos de antigüedad, presionándolas con escrupulosa reverencia con las yemas de bioplástico sensitivo. Músculos de polímero piezoeléctrico se contraen y elongan sin el menor exceso, atisbo de duda o error. El perfecto flujo de pulsaciones, fruto de años de práctica y el filtrado de señales neurológicas, convierte el tempo en un ejercicio de sublime geometría pitagórica.

Con una última nota la partitura acaba, pero la música parece seguir resonando en el lugar. El intérprete se yergue en el banco, se relaja y abre los ojos.

De vuelta de vacaciones

Se acaba el mes de vacaciones del blog y vuelvo a la carga. No voy a decir que con las pilas cargadas porque con el caloret que ha hecho esto no hay quien lo resista, pero sí con nuevas ideas y algunas cosillas preparadas para seguir adelante con éste y el resto de mis proyectos.

Para empezar con buen pie os presento Instantáneas, una de las nuevas secciones del blog y que sólo contará pequeñas escenas que alguna vez se me pasan por la mente, pero que carecen de antes y después. Lo que vendría siendo describir una fotografía animada.

Savage Worlds está al caer

Por fin Savage Worlds está en firme camino de salir editado en español de mano de HT Publishers. Aquellos que llevan moviéndose con Savage Worlds estamos de enhorabuena y aquellos a los que el sistema les encanta, pero que todavía no lo saben.

El logo de Savage Worlds

La traducción hecha, con un glosario que ha salido expandido y remozado con las aportaciones de la comunidad (no sabéis la ilusión que me ha hecho ver que Two-fisted finalmente se llamará Con un par), y la maquetación de camino (que ésta sí que ha recibido críticas, pero que están trabajando en preparar algo mejor y digno del gran momento que es editar SW en nuestro país), en preventa (que ya ha cumplido los objetivos sobradamente) y con objetivos de poner en la calle también sin que pase mucho tiempo otros libros de la línea (con énfasis en libros de ambientaciones y con las miras puestas en Lankhmar y 50 Brazas).

 Savage Worlds visto desde mi lado

 Savage Worlds, Tipos Duros, Anacrogénesis,… Qué puedo decir si la mayor parte de lo que he manejado durante el último par de años va girando alrededor del este reglamento. Pues que estoy encantado que vaya a salir en español por fin y no tenga a parte de mis jugadores quejándose de no entender bien qué es cada cosa (principal motivo por el que hice una hoja de personaje traducida) y, aunque con determinadas cosas no quedaba yo muy contento la editorial ha dejado claro que escucha a la comunidad, recapacita y está por la labor de dejarnos contentos (algo tan necesario para llevar una empresa a buen puerto y que otros olvidan).

Habría participado ya en la preventa de no ser parado desde hace años y andar apurado, pero para cuando salga confío en tener algo en el bolsillo y que Tipos Duros encaje 100% en la edición española. (¿Eh? ¿Eh? Guiño, guiño, codazo, codazo.)

Una propuesta

Una de las cosas por las que se ha distinguido Savage Worlds desde siempre han sido las Aventuras en una hoja. De hecho el manual básico trae cinco de éstas en lugar de una aventura de longitud más convencional. ¿Qué tal si se editara un librito con una recopilación de aventuras en una hoja hechas por DJ españoles? 20 o 30 de esas aventuras (tal vez incluso con pequeños arcos argumentales cubriendo dos o tres seguidas, por cubrir el concepto de Campañas “de una hoja”), haría un librito pequeño y asequible, y sería claramente un empujón potente para la comunidad.

Ahí lo dejo.

Noticia rápida sobre una cosa lenta

Esta semana estoy bastante liado con cosas que me impiden estar a lo que tendría que estar para que el blog tuviera el movimiento adecuado. Pero como tocaba por la tangente una de las cosas que me roban el tiempo para los frikismos, he aprovechado para instalar una wiki y hacer unos pinitos en cuanto a organizar los próximos contenidos que vaya creando y donde ubicaré (con tiempo) lo que ya he compartido por aquí.

¿Por qué? En principio porque es más cómodo para aquellos que quieran acceder a mis creaciones que tener que navegar entre las entradas del blog, y también porque me sirve a mí para tener unos contenidos bien organizados respecto a mis proyectos “grandes” (como todo lo que llevo hecho de La Marca del Este, Tipos Duros o Anacrogénesis) y más a la mano cuando se trata de evaluar lo que tengo y lo que no tengo hecho.

Los contenidos van a ser textuales en exclusiva. Como se tratará de un elemento de consulta allí no tendré el mismo cuidado que aquí con poner imágenes (ni falta que le hace), pero sin duda será más útil para manejarse entre tantos contenidos.

De todas formas no tengáis prisa por verlo, que si estoy tan liado es por causas de fuerza mayor. La prioridad seguirá siendo dejar cosillas en el blog y, conforme vuelva a tener más tiempo, organizar todo y añadir material a la wiki poco a poco.

¡Nos leemos!

Crónica de una partida anunciada (o cómo me lo pasé en las Ludus Myrtea)

El sábado estuve en las jornadas Ludus Myrtea. Ocurrió después de que en su día decidiera liarme la manta a la cabeza (y el papel de aluminio, que también hay que protegerse de la CIA) y hacer una partida pública de exhibición de Tipos Duros.

Sólo pude ir el sábado y no todo el día, pero os diré lo que vi: montones de personas pasándoselo pipa, juegos y actividades a docenas, un concierto que sonaba genial (aunque algo pronto en cuestión de horario, que a las partidas de rol que se alargaron les comió el final), y buen rollo a raudales. Tampoco me voy a extender en esto porque ya habrá docenas de reseñas diciendo lo mucho que molaron. No soy muy de asistir a jornadas, como todo el mundo en la Asociación Nacional de Antisociales sabe, pero el año que viene volveré.

Ahora voy a centrarme en la partida. Decidí usar una historia ya probada, como es Ruedas y Mataderos (el primer capítulo de la serie clásica de Wildspring, para más señas), utilizando además los personajes del casting original de la serie. Es decir Norman Jackson (veterano de guerra traumatizado), Frank Castillo* (taxista muy concienciado), Elizabeth McCray* (activista contra el maltrato) y Charles Lanier (abogado resentido), gente normal, metidos a justicieros de la ciudad en pos de pararle los pies a una banda de moteros criminales que están dejando Wildspring hecho un solar.

Siendo el capítulo de la serie original lo adecuado era jugarlo en el año 1987, con sus particularidades que lo diferencian de la actualidad. Y tuve una suerte monumental con el grupo al que dirigí.

Por desgracia y mi lamentable memoria no recuerdo cómo se llamaban los jugadores a los que tuve la suerte de dirigir (a decir verdad creo recordar el nombre de dos de ellos, pero tampoco lo tengo muy seguro y creo que sería un agravio comparativo poner el nombre de unos y no de otros; como me consta que se quedaron con la dirección del blog me gustaría que pudieran darme un tirón de orejas y chivarme el nombre de todos, para corregir mi desastre memorístico). Pero sí que tengo muy clara otra cosa: dificilmente podría haber encontrado un grupo mejor al que dirigir por primera vez Tipos Duros “en abierto. Resultaron ser gente muy abierta, dispuestas a lidiar con lo que fuera, y con suficiente veteranía como para recordar los 80 y las series y películas.

El grupo captó enseguida el concepto de Tipos Duros y después de repartirse los personajes estaba claro que se vieron bastante cómodos metidos en faena de ser un trasunto salvaje de El Equipo A o un crossover entre Magnum, Corrupción en Miami y muchas más. El sistema de Savage Worlds se les hizo divertido (en particular las mecánicas que incluyen cartas, que dijeron que le daban un puntito extra a la gracia del juego) y lo pillaron fácil (aunque la falta de costumbre hizo que se tuvieran que ir recordando entre ellos el uso del dado salvaje), provocando especial risa los Rasgos de Molonidad (claro).

Lo de las interpretaciones fue enormérrimo. Los clichés salieron por uno y otro lado provocando muchas situaciones de risas abundantes y por momentos podría haber estado guionizando Tarantino; a los personajes los llevaron casi como si los hubieran hecho a propósito. ¡Y algunos de los planes que hicieron no habrían sido más “tipodurescos” ni planeados con antelación! (Y no puedo contar más sin empezar a hacer spoilers a quienes pueda dirigir la misma aventura en el futuro.) No tengo más que alabanzas para los jugadores. En otra franja de edad, no tan abiertos, más o menos lanzados y la partida no habría resultado tan satisfactoria. ¡Chapeau por vosotros, gente!

Justo por la buena sensación que me transmitieron me relajé un poco y aunque me consta que se me escaparon algunos detalles juraría que se lo pasaron bastante bien. Esa era la idea, claro. Al acabar me preguntaron bastante sobre el sistema de juego y por Tipos Duros en sí (y cuando salía escuché a alguno alabar la idea del juego, diciendo que no entendía cómo no se le había ocurrido a alguien antes; ya os podéis hacer a la idea del orgullo que me dio eso; si no hablaban de Tipos Duros por favor no me lo digáis), porque ambos dos les llamaron la atención.

Como conclusión diré que la partida (y las jornadas en general) superó mis mejores espectativas y quedé convencido de volver el año que viene incluso pensando en dirigir dos partidas en lugar de una.

Voy a aprovechar el momento para agradecer a los organizadores del evento y al grupo de jugadores que salvó Wildspring el sábado, por las buenas sensaciones que me he llevado del evento. ¡El año que viene más!

* Estos personajes son todavía inéditos por aquí.

Cosicas curiosas VI

Una nueva entrega de artículos que he visto en otros sitios no relacionados con el rol, pero que me parecen interesantes para ello de una u otra manera.

  • Para empezar un artículo ligero en Alt1040 sobre el Homo Floresiensis, o lo que es lo mismo: lo más parecido que conocemos a los Hobbits pero de verdad, un pariente cercano nuestro que se quedaba en un 1m de talla. Viendo el vídeo que ponen da hasta ganas de jugar con hobbits primitivos.
  • En Xataka podéis ver un interesante repaso a los robots que se han presentado este año a la competición que organiza DARPA.  Creo que un buen vistazo puede ayudar a rellenar información en cuanto a tecnologías en juegos de ciencia ficción y cyberpunk.
  • Javier Sanz, autor del muy entretenido Nunca me aprendí la lista de los reyes Godos, publicó en su blog una lista de frases y expresiones comunes que podían darse en las calles de Roma y otras no tanto pero igual de curiosas (o delirantes).
  • En el mundillo (y en otros afines) se ha dado muchas veces la pregunta de quién ganaría en un combate entre un soldado europeo y un samurai en la edad media. Pues ocurrió en una ocasión… y los japoneses recibieron tal paliza que hasta se inventaron monstruos con los que excusarse. Un poco má de información aquí.
  • DARPA, la agencia estadounidense que se dedica al desarrollo de sistemas de defensa y que está metida en fregados tan chulos como esos robots cuadrúpedos que dan tanta grimilla, ha hecho público que ha conseguido que una persona tetrapléjica ha conseguido pilotar un avión de combate F-35 sólo con su mente (y unos electrodos implantados en su córtex cerebral). Más información aquí (en inglés). Felicidades, amigos de lo cyberpunkarra y los ciberpilotos.