TPF Genesis: el blog de rol, wargames y frikismos varios

"No tengo tiempo para morir, estoy demasiado ocupado."

Goge Vandire

Ilustración de un miembro de banda Cawdor. Como miembro de la Casa Cawdor y como hacen en todas las bandas de Necromunda, tiene un aspecto y colores distintivos. En este caso parece ataviado con ropas andrajosas de aspecto medieval, una máscara de cuero que le cubre toda la cara menos los labios cortados y con los brazos cubiertos de vendajes. Empuña un hacha de aspecto oxidado, que tiene dejada caer sobre el hombro. Por encima de la ilustración del pandillero, los logos de Necromunda y el emblema de la casa Cawdor: un cráneo llameante rodeado de púas y alambre de espinos.

Bandas de Necromunda: Casa Cawdor, introducción

Información del post

Categoría

Etiquetas

Comparte

Si acabas de empezar en el juego, o si te llama la atención pero no te decides por ninguna facción en concreto, creo que esto te va a venir bien. Hoy comenzamos con una serie de artículos donde voy a reseñar a todas las bandas de Necromunda. No voy a entrar en gran detalle técnico sobre la Casa Cawdor, ni discutir reglas porque no es el objetivo de una introducción. Pero para quien no conozca el juego, va a quedar claro lo que diferencia una banda Cawdor de otras y cómo se comportan en el tablero.

¿Me acompañas?

Trasfondo de la Casa Cawdor

La Casa Cawdor es la mayor en cuanto a número de miembros y la que más extendida está en todos los estratos de la Colmena. Esto es porque, al contrario que otras Casas sus miembros de Cawdor no son sólo los nacidos en su seno sino, además, todos los marginados por la sociedad necromundana. Sus filas están llenas de los mendigos y vagabundos que puedes encontrar en cualquier agujero de Necromunda. Cualquiera puede ser un Cawdor, si muestra verdadera Fe. Y esto está muy bien representado en la estética harapienta de sus miniaturas.

El poder Cawdor no reside en su capacidad industrial ni sus conexiones, ni puede sufrir reveses físicos: su poder es la Fe. La Fe en el Emperador, el Credo Imperial y… bueno, las interpretaciones particulares del Thane actual (el líder de la Casa) y cada jefe local. A día de hoy la Casa ha absorbido al Culto Redencionista, declarado herético por su visión extrema del Credo y su facilidad para tomarse la justicia ante todo lo que les parece pecaminoso. Ni qué decir que esto no ha hecho por suavizar el carácter fanático de la Casa. Tantos diferentes puntos de vista entre diferentes grupúsculos, minúsculos cambios en los dogmas y formas de entender la fe, tampoco ayudan a la concordia. De modo que los propios Cawdor se enfrentan a menudo entre sí en guerras de religión locales o regionales.

El resto de bandas de Necromunda menosprecian a los Cawdor. Algo sencillo al carecer de capacidad industrial ni un verdadero comercio, porque pueden parecer sólo fanáticos empobrecidos. Es fácil despreciarlos, cuando sus miembros mendigan o se dedican a trabajos tan penosos como rescatar basura «útil» de vertederos. O cuando se les manda por docenas a hacer algo tan peligroso que no compensa ni arriesgar una máquina. Cualquier cosa en la Colmena vale más que una vida Cawdor, incluso para los Cawdor.

Ese menosprecio se convierte en terror cuando esta horda inacabable de fervorosos creyentes, sin nada que perder, se abalanza contra los pecadores con voluntad implacable.

Foto de una banda Cawdor, con su aspecto harapiento y desarrapado, en colores ocres y azules sucios. Empuñan diversas armas hechas con materiales de desecho, oxidadas y de aspecto peligroso incluso para quien las empuña. Los miembros de mayor valor llevan velas sobre las astas de sus armas o sobre casquetes. Se encuentran en un escenario de la colmena, donde todo parece metal corroído. También hay dos dados, en colores bronce y verdín.

La banda Cawdor en juego

Se podría decir que la banda Cawdor es la «horda» de Necromunda. Como no suele poder hacer recaer el peso del juego en luchadores especialistas muy eficaces y su equipo está hecho de basura reciclada, es habitual que lo compense superando en número a sus adversarios. Destacan en las distancias cortas, donde su cantidad, las armas de asta y el uso y abuso de lanzallamas, los convierten en una fuerza temible. Sus armas de asta, que combinan lanzas o alabardas con rifles y trabucos (unidas con buenos nudos de cuerda), son una rareza única para ellos, como lo son sus ratas bomba. Las mascotas que suelen tener son extraños pájaros biomecánicos y querubines.

Las Habilidades exclusivas de la banda Cawdor, llamadas en conjunto Piety (Piedad), van a favor de ese tipo de juego. Esas habilidades pueden hacer que un pandillero Cawdor ignore estar en llamas, inspirar a los novatos a mantenerse firmes, seguir adelante incluso habiendo sufrido heridas graves que tumbarían a otros, etc.

Entre todas las bandas de Necromunda, la Casa Cawdor es la única capaz de usar su Fe para influir en la batalla. Dependiendo de la Senda elegida por su líder, pueden provocar diferentes tipos de pequeños milagros durante el juego. Pandilleros haciendo que sus ataques quemen a sus enemigos, que corran más rápido por el campo de batalla o su puntería sea guiada por la divina providencia a través de la oscuridad, son prodigios comunes.

Combatientes «especiales»

Mientras el resto de bandas de Necromunda tienen, digamos, versiones «mejoradas» de sus luchadores habituales, los Cawdor tienen a los Redencionistas. Aunque podemos considerarlos lo mismo que otros especialistas, extremando más aún el estilo de la banda, los Redencionistas pueden ser una banda diferente en sí misma. También mucho más extrema, con un gusto (más) salvaje por los lanzallamas y armas cuerpo a cuerpo brutales y difíciles de manejar (como el eviscerador).

Es la única banda que sus «especialistas» incluyen un líder alternativo, con una fe más ardiente aún. El equilibrio entre Cawdors y Redencionistas es precario y la línea que separa la Fe del fanatismo homicida es muy fina en la Casa. Además, algunas reglas pueden cambiar cuando el número de redencionistas supera al de pandilleros normales.

Cuando se trata de vehículos, la Casa de la Fe también opta por los reciclar. Sus combatientes montan unos precarios y cochambrosos bípodes, con los que intentan emular a los sagrados caballeros imperiales, realizando cargas (a menudo suicidas) equipados con lanzas explosivas.

Miniaturas de Redencionistas de Necromunda. Estos fanáticos llevan todos túnicas de color granate y en los bajos llenan dibujos de llamas. Empuñan armas de todo tipo, destacando cañones de lanzallamas y sierras mecánicas de gran tamaño. Los miembros más predominantes llevan sobre sus cabezas cascos coronados por auténticos braseros y el líder levanta sobre su cabeza un catecismo de forma amenazante.

Alianzas fuertes

Las bandas Cawdor de Necromunda hacen alianzas de forma predilecta con otras organizaciones de la colmena tanto por afinidad, como por pura conveniencia.

Por el lado legal se alían con el Gremio de Cadáveres, ya que con tantos pobres y carne de cañón la Casa tiene una provisión casi infinita de muertos con los que hacer nueva comida para la Colmena. Esto les asegura el alimento y el apoyo en los enfrentamientos, pero también que los heridos recuperables tras los combates a veces se mueran «misteriosamente». Ups.

Se alían con la Casa Ko’Iron, muy cercana al Ministorum y la fe del Credo Imperial. Estos vínculos les dan acceso a armas benditas y el apoyo en combate de delegaciones del Ministorum. Pero los fallos en sus misiones serán dolorosamente físicos y, a veces, miembros de la banda Cawdor sean reclamados por las milicias religiosas con resultados lastimosos.

Al otro lado de la ley tienen tendencia a unirse a Factorías Rebeldes, con lo que ganan acceso a mayor y mejor cantidad de equipo de procedencia dudosa. Eso los pone en el punto de mira de cazarrecompensas, pero a veces vale la pena.

Libros en que aparece la Casa Cawdor

La Casa Cawdor está descrita con todo lujo de detalles en el libro House of Faith. Además, en el caso de que tengas interés en jugar Ash Wastes, sus «vehículos» vienen descritos en The Aranthian Succession, Vaults of Temenos.

¿Y con las miniaturas viejas, qué?

Las miniaturas de las anteriores ediciones siguen muy al día para las bandas Cawdor de Necromunda. Es una de las bandas que menos ha cambiado el estilo, aunque se haya acentuado. Las antiguas de metal carecen de las armas de asta, pero no provocan el shock visual al ponerlas junto a las actuales que sí ocurre con otras como los Goliath.

Otras introducciones a bandas de Necromunda

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TPF:Génesis © 2023