TPF:Genesis / El blog de rol, wargames y frikismos varios

"Soy demasiado viejo para esta mierda"

Roger Murtaugh | Arma Letal

Ilustración de una pandillera de banda Orlock, del tipo wrecker. Como miembro de la Casa Orlock, a modo de distinción entre todas las bandas de Necromunda, lleva el color azul en la camiseta, mientras que las hombreras y el peto, en el que se sostiene con cinchas la mochila reactora habitual de los wreckers, son de color metal. Los reactores llevan el rayado amarillo y negro de precaución. Está en posición como de caer desde el cielo, con los brazos levantados, la melena pelirroja al viento y unas gafas de protección sobre la frente. Tiene los brazos levantados como en equilibrio, con multitud de tatuajes de cadenas en el brazo derecho y empuñando un cuchillo con la mano izquierda. Por encima de la ilustración de la pandillera, los logos de Necromunda y el emblema de la casa Orlock: un guantelete blindado que sostiene una cadena desenrollada.

Bandas de Necromunda: Casa Orlock, introducción

Información del post

Categoría

Etiquetas

Comparte

De entre todas, las bandas Orlock son las únicas cuya lealtad está de forma clara antes con la banda que con la propia Casa Orlock. Aunque se podría pensar que eso la hace frágil, la realidad es que eso crea unos lazos de fidelidad de los que carecen el resto de bandas de Necromunda. ¿Cómo ha llegado a ocurrir esto? Ven, acompáñame en esta historia de guerras intestinas…

Trasfondo de la Casa Orlock

Al contrario que el resto de Casas de Necromunda, la historia de la Casa Orlock comienza en los baldíos de cenizas de fuera de la Colmena. Allí, hace casi tres milenios, Olandus Orlock encontró, de pura suerte, un derelicto naval en los baldíos. Durante décadas, el que se convirtiera en fundador de la Casa y sus aliados, convirtieron en riquezas los restos desmantelados de la nave. Con cada vez más miembros y mejor equipados ocupándose de trabajos fuera de la Colmena, comenzó a rivalizar con la antigua Casa Orlund. Y de esa rivalidad, a realizar golpes de mano y sabotajes, con las que ir robando sus dominios y las rutas de tránsito. Las bandas orlock no tardaron en desintegrar a la vieja Casa Orlund, quedándose con sus territorios y contratos de protección en el desierto de cenizas.

La recién nacida Casa Orlock creció y se volvió más rica a pasos agigantados. Tanto que al cabo de unos pocos cientos de años, los miembros de más alto nivel rivalizaban en vestimenta y lujo con las Casas Nobles. La indulgencia comenzó a debilitar a la Casa. Con el paso de las generaciones los gobernantes se volvieron ruines, ávaros y descuidados. Hubo un levantamiento de esclavos. Primero fue un único asentamiento. Luego docenas. Los líderes Orlock organizaron un enorme ejército de pistoleros con el que subyugar el alzamiento. Los rebeldes, con control sobre grandes territorios de producción y sus riquezas, sólo tuvieron que mejorar la oferta a los mercenarios. En medio de los tumultos, unas cuantas Familias de dentro de la Casa descontentas con sus mandatarios, se aliaron entre sí y con los líderes amotinados.

De aquellas alianzas, que superaron y sustituyeron al anterior régimen de la Casa, surgió el credo actual: el Código de Hierro. La banda antes que la Casa, la Casa antes que el resto. Cuando se asentó el polvo de la contienda, todo había cambiado. Seguía habiendo millones de esclavos, pero todos tendrían la oportunidad de formar parte de una banda. Y todos los que forman parte de una banda Orlock tienen la oportunidad de ascender y convertirse en alguien.

Hoy, las bandas de la Casa Orlock controlan la extracción de mineral, protegen las rutas de comercio entre las colmenas y tienen contratos en exclusiva con el gremio de la moneda. Y luchan con la fiereza de quienes ya han vencido dos veces para hacer de su vida algo mejor.

Tres pandilleros de la banda orlock avanzan por un escenario típico de la subcolmena de Necromunda hacia la cámara, rodeando parapetos oxidados y bidones sucios. Todos llevan los colores habituales de la Casa Orlock y están equipados con armas de corta distancia (pistolas y cuchillos). Al fondo, tras unas planchas de metal muy estropeadas, se encuentra un cuarto armado con un rifle automático. En primer plano, de espaldas y enfrentándose a los orlock, hay dos combatientes Van Saar, con sus armaduras avanzadas de los típicos colores verde y gris, equipados con pistolas láser uno y carabinas el otro.

La banda Orlock en el juego

Si hay un tipo “neutro” entre todas las bandas de Necromunda, estos son los Orlock. No destacan de forma especial en nada, porque en realidad lo hacen todo con bastante competencia. Ni tienen la potencia de fuego apabullante Van Saar, pero pueden desplegar una cantidad de armas automáticas y múltiples disparos impresionante. Tampoco tienen la pegada Goliath, ni la habilidad Escher con los filos, pero se manejan bien en el cuerpo a cuerpo. En algunos casos, eso sí, puede competir con Cawdor en número de pandilleros.

Se podría decir que, justo por esto, la banda Orlock es la más amigable con el jugador novato. No hay ninguna distancia a la que se encuentren indefensos, aunque siempre estarán en desventaja circunstancial contra las bandas más especializadas.

La familia de habilidades exclusivas Orlock entre todas las bandas de Necromunda es Bravado (bravata). Algunas de estas habilidades les permiten dar “el rey de los puñetazos”, conseguir mejores precios para pistoleros y cazarrecompensas, o utilizar sus escopetas con precisión letal. Al contrario que otros grupos de habilidades, Bravado abarca muchos ámbitos.

La regla especial de las bandas Orlock es muy particular. Son los Nombres legendarios (Legendary Names), que se adquieren con experiencia y dan a los combatientes motes relacionados con alguna cualidad excepcional. Cualidad que se traslada a las mecánicas del juego, claro. Por ejemplo un pandillero llamado Jack Mirada de hierro (Iron Stare), provoca miedo en los enemigos dentro de su ángulo de visión que quieran atacarle. Bran Un Puñetazo (One Punch) puede hacer un ataque en melee como un martillo neumático, que puede tumbar a la inmensa mayoría de adversarios. ¡Y algunos pueden tener hasta tres de estos motes! Imagina lo que podría hacer Ash, el esquiva balas, dos pistolas, el de las cicatrices impresionantes.

Combatientes “especiales”

Los especialistas Orlock son los Arms Master y los Wreckers. Los Arm Master son campeones que, por algún motivo, tienen acceso a una selección de armas y equipo bastante reducida. Pero su fuerza está en una regla especial que mejora las probabilidades de que la banda no se raje y abandone la batalla. En un juego como Necromunda, eso puede suponer una gran ventaja sobre el resto de bandas.

Los Wreckers son novatos, con sus ventajas e inconvenientes habituales, pero equipados con un retrocohete (no muy fiable). El retrocohete les permite mover muy rápido y realizar cargas bastante brutas (para ser novatos, claro). Unos combatientes muy interesantes para cubrir terreno o dar el golpe de gracia a enemigos lejanos.

Sus vehículos para Ash Wastes son quads con dos tripulantes. Una vez más, no son los que más disparan, ni los que más corren, ni los más resistentes: pero son los segundos en todo.

Y sus mascotas, como no podía ser de otra manera, cibermastines.

En un escenario de Sector Mechanicus, con pasarelas elevadas y piezas de escenografía verticales, de aspecto oxidado y avejentado, se enfrentan una banda Orlock y una banda Escher. Un arms master de la Casa Orlock dirigue un ataque e

Alianzas fuertes

La Casa Orlock tiene preferencia por el Gremio de la Moneda, la Casa Noble Ran Lo y ciertas Casas caídas.

El Gremio de la Moneda, que se encarga de controlar las rutas de comercio, permite recaudas más créditos por batalla. Pero tiene que pagarles una parte.

La Casa Noble Ran, los banqueros de la Colmena, les hacen ganar más dinero aún si sus adversarios, a priori, ganaron más. Y abandonarán a los Orlock si no tienen bastantes ahorros.

La alianza con una Casa caída les dará, sorpresa, más dinero. Pero sólo cuando luchen contra bandas de Necromunda legales y más si es contra Enforcers o bandas aliadas con los gremios o la Casa Imperial.

Libros en los que aparece la Casa Orlock

El trasfondo de la casa Orlock aparece en el libro House of Iron y, para sus vehículos las reglas aparecen en el Book of the Outlands.

¿Y qué tal las miniaturas Orlock antiguas?

El estilo de la banda Orlock es de los que menos ha cambiado desde el juego clásico y el actual. Es evidente que las nuevas tienen más detalle y son algo más grandes, pero no choca tanto como con los Goliath (por ejemplo). La verdad es que no chirrían mucho y llegan a hacer un papel especialmente bueno como novatos.

Otras introducciones a bandas de Necromunda

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TPF:Génesis © 2023