Música que inspira: Gary Numan

Gary Numan, en persona
Gary Numan, sí.

Tal vez sea porque yo mismo estoy un poco obsoleto o porque desde que conocí las primeras muestras de novelas y películas de ambientación cyberpunk las he visto siempre tamizadas por la década que las vio nacer (los ochenta) y las asocio con cierto aire musical electrónico e industrial, muy de la época. Si yo fuera el productor de una película cyberpunkarra, probablemente pretendería conseguir una colaboración entre NIN y Fear Factory, con dos cojones; o tal vez lo hablara con Gary Numan.

Numan es un músico británico que se hizo célebre en los 70 y 80 gracias a ser uno de los precursores de la música electrónica comercial y de eso que llamaron synth pop, rock electrónico, etc., y que en aquella época se hizo tan famoso de la mano de grupos como Depeche Mode, Pet Shop Boys o Daft Punk más tarde. No seré yo quien defienda al gremio o, en general, la música de los 80; aunque hay que admitir que las cosas hechas en los 80 son reconocibles a distancia. Pegó el campanazo con sólo 21 años, así que en cierta medida podríamos considerarlo precoz y con una mente por encima de la media (a lo que colaboraría que al parecer tiene un grado menor de Asperger).

La cuestión es que el bueno de Gary se estrelló con todo el equipo a mediados de los 80, cuando todavía tenía un sonido más alegre (por decirlo de alguna manera) y se pasó más de diez años dando tumbos a un lado y otro de los estilos musicales sin saber tener muy claro cual era su lugar en el panorama. A finales de los 90 parece que se ubicó y es cuando puso en el mercado Exile. Exile es ya un disco bastante oscuro, de rock industrial y darkwave, al que todavía se le pueden notar influencias ochenteras pero a la misma vez, por su estilo, es prácticamente lo que yo esperaría escuchar de fondo en cualquier garito mugriento de Nightcity o en las sombras de la periferia de Seattle.

Como yo de música lo único que sé hacer es escucharla, creo que basta ya de presentación y cháchara y os dejo con un par de canciones que me gustan especialmente: Dark (del disco Exile, 1997 y que por lo visto apareció también en la BSO de Dark City, la película de Alex Proyas) y Haunted (del disco Jagged, 2006). Y ya vosotros juzgáis si vale la pena añadirlo a vuestras listas de reproducción o a la los repositorios de ambientación de vuestras partidas.

Flesh (Inspiración en forma de cómic)

Flesh es un cómic, o una serie de cómics, o una serie de historias narradas en formato de cómic, o yo que sé cómo se llama eso. Creada por Pat Mills y publicadas en el sello 2000AD (de quien todos conocemos al Juez Dredd) a lo largo de un montón de años (si la Wikipedia no miente, comenzó en 1977 y la última historia se publicó en 2011), además de mezclarse con otros ambientes de 2000AD como el nombrado Dredd o ABC Warriors.

Las historias siguen, sobre todo pero no de forma exclusiva, las andanzas de Earl Reagan: un cazador de dinosaurios. Sí, un cazador de dinosaurios. Porque en el futuro el alimento es escaso. Así que, tras la invención del viaje en el tiempo, se envía al cretácico a equipos de caza para liquidar a los dinosaurios, despiezarlos y mandarlos al futuro para alimentar a los seres humanos. Delirante. ¿No?

Tiene varios puntos en común con Xenozoic Tales (y Cadillac and Dinosaurs, claro), pero desde mi punto de vista Xenozoic Tales es bastante menos violento y la base del mundo post apocalíptico dan una ambientación más de aventura ligera mientras que en Flesh el peligro mortal es más constante.

El cómic tiene una serie de personajes secundarios, tanto humanos (como Carver, el enemigo acérrimo de Reagan) como dinosaurios (como Old One Eye, una tiranosaurio, que, curiosamente, también ha sido el nombre de un bicho especial de los Tiránidos en Warhammer 40000), recurrentes a lo largo de las viñetas y con una tendencia inusitada a morir de forma salvajemente violenta. Porque en Flesh a veces no se tiene muy claro quién es el cazador y quién la presa.

El argumento (aunque algún purista pudiera echarme la bronca) es bastante pulp y habría dado una gran película de Serie B (o Z). En lo personal, diré que me encanta y que me parece un universo muy aprovechable para partidas de rol.

Desconozco si hay un juego de rol específico para esta ambientación (he encontrado que otros universos de 2000AD, como Dredd o Strontium Dog, tienen editadas guías para jugar con el reglamento de Traveller a través de Mongoose Publishing). Ante la duda, el primer juego que me ha venido a la mente con el que poder hacer un trasunto de Flesh a juego de rol ha sido Zombie AFMBE, ya que el sistema Unisystem me parece sencillo y potente y el ambiente predominante en las historias de Flesh encajan perfectamente con los mundos muertos asentados de Zombie AFMBE, de manera que bastaría con cambiar los zombies por dinosaurios (habría que improvisar un poco con las cualidades de los bichos, ya que zombies y saurios no se parecen mucho).

Las partidas tomarían como punto de partida la vida en pequeñas comunidades de cazadores y trabajadores de las corporaciones de “exportación temporal” de carne (que tienen el aspecto casi de ciudades fronterizas del salvaje oeste, con un punto de alta tecnología). A partir de ahí, pueden desarrollarse historias tan sencillas como partidas de caza, saqueo (porque a veces puede ser más sencilla robar la caza a otros que cazar por uno mismo), localizar a grupos de cazadores perdidos o criminales que se han colado en la corriente temporal del cretácico, resolver rencillas entre corporaciones (o acabar con guerras abiertas), o investigar crímenes (robos, asesinatos, desapariciones) ya que en un mundo que comparte tanto con el salvaje oeste, muchas veces la única justicia es la que uno se toma por su propia mano.

En el tono de juego lo predominante sería la aventura y la tensión (al fin y al cabo, da igual lo bien armado que vayas, si un tiranosaurio te echa el ojo tu única opción individual es correr hasta un escondite cercano… o ser devorado), teniendo siempre presente que los dinosaurios pueden ser tanto el eje de la trama como el McGuffin o estar al fondo para utilizarlos como monstruos ocasionales o parte del atrezzo (exáctamente igual que los zombies en las historias con zombies). Y los personajes irían desde los consabidos cazadores de dinosaurios, a agentes corporativos, ganaderos (sí, porque los dinos herbívoros pequeños se pueden criar), científicos,…

¿Y vosotros cómo lo veis?

Inspiración cyberpunk, demos técnicas de AMD

Además de a los juegos de rol y estrategia soy aficionado a los juegos de PC y la tecnología, encontrando un punto de encuentro entre casi todos ellos en lo que se denominan “demos técnicas” (que no son otra cosa que micro-metrajes de animación generados por un ordenador en tiempo real, para demostrar la potencia de un equipo concreto o un tipo de motor gráfico para videojuegos).

Considero que las demos técnicas son un punto de encuentro porque generalmente tienen una inspiración de fantasía o ciencia ficción, enseñando lo mucho (o poco) del realismo y la inmersión que se puede conseguir en una pantalla y con un ordenador.

En los últimos tiempos AMD ha mostrado un par de demos que me quedaría corto si dijera que me han encantado. Claramente influenciadas por la ciencia ficción hipertecnológica y el ambiente cyberpunk, muestran escenarios y acciones típicas de esos entornos. Creo sinceramente que vale la pena verlas no ya sólo porque a nivel artístico y visual son una delicia, sino porque podemos extraer de ellas algunas buenas ideas para aplicar en las partidas.

La más reciente se llama Infiltrator y muestra cosas como tecnología de ocultación, electrolevitación y algunas ideas para drones de combate que pueden aprovecharse muy bien en cualquier juego de ciencia ficción.

La anterior es Samaritan, técnicamente, en teoría, inferior (aunque a mí me resulta más atractiva) y donde vemos a alguien que bien podría ser alguna clase de adepto de Shadowrun que deja lo que tiene entre manos para… bueno, mejor lo veis.

¿Dan o no dan ganas de coger un Arasaka o una Ares y disfrutar de una buena misión?