TPF Genesis: el blog de rol, wargames y frikismos varios

"Mira Rodolfo, me parece que tú has venido aquí a confesarte, pero vas a salir comulgando de la hostia que te voy a dar."

Pacino | El Ministerio del Tiempo

El logotipo del juego Necromunda, en color. Debajo del logo se encuentra una ilustración en contrapicado de un agente del Adeptus Arbites con su armadura de color oscuro y empuñando con las dos manos su escopeta decorada con el águila imperial, mientras detrás de él se ve una cúpula de cristal con refuerzos metálicos coronando una estancia de piedra con altas columnas.

Campaña de Necromunda: La guerra por el Acantilado de óxido [1]

Información del post

Categoría

Etiquetas

Comparte

La guerra por el Acantilado de óxido es la primera campaña de Necromunda que arbitré para la actual edición del juego. Y más de una vez, bendito sea TTS. En ella las bandas jugadoras combaten por hacerse con los territorios y el poder que han dejado las dos anteriores bandas dominantes. Bandas dominantes que han desaparecido sin dejar rastro y nadie parece saber qué ha pasado.

Es una lástima no aprovechar las cualidades narrativas del juego e introducir a participantes con una historia con gancho es una forma perfecta de comenzar esa narrativa.

Trasfondo para la Guerra por el Acantilado de óxido

Bienvenidos al Acantilado de Óxido. Una brecha que atraviesa múltiples niveles de Necromunda Primus plagada de territorios por los que las dos mayores bandas han estado combatiendo durante décadas. Los Martillos de Forja y las Crótalos Fulgurantes, goliaths y eschers, competidores y enemigos mortales. Hasta ahora.

Los Martillos de Forja han sido aniquilados. El cuerpo de su líder, Thorrung Puñomartillo, o lo que queda de él, ha estado abandonado durante días a las puertas de Sumidero, el mayor asentamiento del Acantilado. Sólo cuando una patrulla del Adeptus Arbites al mando del Juez Gaaros llegó a poblacho casi una semana después, preguntando por un misterioso forastero llamado Archotias, apartaron los restos putrefactos a su paso sin la mayor ceremonia.

Archotias: un gigante embozado por una gruesa capa que hace semanas contrató a las Crótalos Fulgurantes para buscar a un hermano perdido. De él dice que era tan fornido que ni un ogryn podría competir en fuerza. Pero nadie sabe ya nada sobre él. Y quienes podían saber algo también han desaparecido.

Las Crótalos Fulgurantes eran la banda escher más poderosa de todo el nivel de la colmena. Contaba con las mejores exploradoras y rastreadoras, rivalizando desde hace décadas con los Martillos de Forja por la supremacía. Hasta que Puñomartillo consiguió la ayuda de un grupo de mercenarios del exterior y asaltaron la base de las escher. Fue una masacre. Donde antes había una orgullosa y poderosa banda las Crótalos quedaron reducidas a unas cuantas hermanas desmoralizadas al mando de Silivia Espinagris.

Escenario de Necromunda en que se ven una serie de miniaturas de diferentes facciones (hay una médico y un armero squat), ofreciendo sus mercancías en un mercado abarrotado, mientras dos enforcers armados hasta los dientes vigilan y un miembro de la casa Cawdor parece querer pasar desapercibido.

Y entonces apareció Archotias. En los mentideros de Sumidero se dice que el enorme forastero pagó a las Crótalos por la búsqueda de su hermano con información. Les contó dónde y cuándo poder emboscar a los Martillos de Forja. De ser esto cierto sin duda las Crótalos aceptaron, porque abandonaron junto a él el asentamiento y nunca volvieron a ser vistas.

¿Encontraron a Thorrung y se enfrentaron ambas bandas? ¿Dónde está el legendario martillo de Thorrung, Aplastayunques? ¿Quién es Archotias y por qué se encuentra en la subcolmena el hermano de un forastero? ¿Quiénes ayudaron a los goliath para destruir a las escher? ¿O tal vez las dos bandas fueron aniquiladas por un enemigo más peligroso? ¿Por qué la gente que habla del tema desaparece sin dejar rastro?

Muchas preguntas sin respuesta y sólo una certeza absoluta: la desaparición de los Martillos de Forja y las Crótalos Fulgurantes ha dejado un enorme vacío de poder en la colmena. Decenas de bandas menores están a punto de saltar sobre los despojos para convertirse en los nuevos señores del lugar.

La guerra por el Acantilado de Óxido ha comenzado y sus territorios se regarán de sangre.

Cómo se desarrolla esta campaña de Necromunda

Ésta una clásica campaña de Necromunda de Dominio en la Subcolmena cuyo número de jornadas se ajusta, como de normal, a la cantidad de bandas participantes. Los criterios de Triunfo son los habituales y se juega tanto en 2d como en 3d.

Tiene, además, tres eventos especiales en los que pueden participar miembros de todas las bandas (si quieren y hay alguien capaz de tenerse en pie), que avanzan en la información de la trama y tienen premios especiales para los vencedores.

¿Cuáles? Eso queda para el siguiente artículo.

Información del post

Categoría

Etiquetas

Comparte

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TPF:Génesis © 2023