TPF Genesis: el blog de rol, wargames y frikismos varios

"— ¿Quién se cree que es? ¿Dios?
— No, Dios tendría piedad"

Coronel Trautman | Rambo III

La cosplayer Khelga Khromaya en armadura de Space Marine de Warhammer 40000. La imagen está tomada en posición de contrapicado. Ella tiene el pelo rubio recogido en una cola y la armadura, de inspiración e iconografía soviet, es de un color rojo metalizado con rebordes de hombreras y decoración doradas.

¿Deberían existir mujeres marines espaciales?

Información del post

Categoría

Etiquetas

Comparte

Sí a «¿deberían existir mujeres marines espaciales?» has contestado con un «sí» éste artículo no está escrito para ti (pero podrás compartirlo mucho y así ahorrarás tiempo). Si por el contrario tienes claro que «no», entonces este artículo es para ti.

¿Por qué (hasta la fecha) no hay (oficialmente) mujeres marines espaciales?

La explicación del mundo real

Aquí lo explica Alan Merrett, que trabajaba en Games Workshop a mediados de los 80.

Alan Merret sais: The reason there aren't female Space Marines has nothing to do with lore, or background or character of Marines. It's to do with simple logistics of making miniatures and selling miniatures. Early Citadel ranges had female versions of almost character types - in fact when we produced the C range the intention was that upwards of 25% of all the models would be female. But when started selling the first fully formed C code, which was C01 Fighters, retailers kept complaining to us that customers weren't buying the female models and could we not include any in their restocks. So we took the female models out of circulation (I simply didn't include the moulds in the production cycle). It wasn't the only example! And so we pretty much stopped any thoughts of doing massive ranges of female wizards, etc. This was in the earle to mid 80s. Citadel customers at that time made it clear to us they weren't interested in buying female models. So when we get to the new Rogue Trader ranges it was difficult to see how we could logistically add in an ocassional female model to the mix (blister packs had 3 Marines in them at the time and the days of random mixes were long gon). And we'd knew if every marine blister had a female model as one of the 3 Marines that folk would complain. So we didn't make any female ones except for the very ocasional ones that pop up from time to time. All the background fluff about why there are only male Marines is there to justify a commercial logistics issue. BTW the success of the plastic Marines RTB01 Set also played a part. It never occurred to us to make any of those models female (and it certainly wouldn't have been possible to make it so there were two or three in the box). That set to a large degree defined what Marines were.

Básicamente explica que GW esculpía y fabricaba miniaturas femeninas prácticamente de cualquiera de sus gamas, pero no se vendían y la empresa vio inútil fabricar miniaturas para que no se fueran a vender. El trasfondo de los marines se creó de forma específica para justificar que no hubiera mujeres, cuyas miniaturas no se iban a fabricar.

La explicación del trasfondo

Oficialmente y según el lore previo de Warhammer 40000sólo la biología masculina es capaz de aceptar las modificaciones genéticas y los implantes necesarios para que se conviertan en Adeptus Astartes.

El mismo lore que decía que el proceso contaba con tres detalles fundamentales: había sido inventado por el Emperador y basado en su propio código genético en solitario, sólo era válido si se aplicaba a cuerpos de niños (hombres adolescentes y preadolescentes, vaya).

El trasfondo actual cambia las cosas bastante

De esos tres detalles dos ya se han reescrito (como tantos otros, que el trasfondo de Warhammer 40000 se ha reescrito continuamente según los intereses de la empresa y el autor) porque en Saturnine (la cuarta novela de The Siege of Terra): tanto la invención del proceso y el código genético necesarios para producir marines espaciales fue compartido con una perpetua de nombre Erda, y porque el proceso mejorado de Belisarius Cawl que da lugar a los primaris permite aplicarse sobre personas de cualquier edad e incluso marines ya existentes.

Eso deja el trasfondo antiguo en una posición muy frágil, siendo benévolos, y agarrarse a él para pretender justificar la no existencia de las mujeres marines espaciales lo convierte en un clavo ardiendo.

«Es que el trasfondo de Rogue Trader…»

En el trasfondo de Rogue Trader el inquisidor «de referencia» se llamaba Obi Wan Sherlock Closeau, los marines espaciales estaban equipados con frecuencia con pistolas láser o catapultas shuriken, el jefe Bibliotecario de los Ultramarines era un medio-eldar astrópata que había servido con los Ángeles Oscuros antes de entrar en los Ultramarines a los 53 años de edad.

Jugar la carta del trasfondo de Rogue Trader no es el argumento contundente que algunos piensan y casi todo ha sido ya reescrito. Es un clavo ardiendo con mucho cherry picking detrás.

«Es que es uno de los pilares de la franquicia»

Decir que «es que que sólo los hombres puedan ser marines está desde el principio y es uno de los pilares de la franquicia» tampoco es el argumentazo que parece. Para que podamos considerar algo un «pilar» de Warhammer 40000 debería ser algo que al cambiarlo el universo y el juego cambiarían dramáticamente. ¿Ocurriría eso si, digamos, Perturabo o Mephiston hubieran sido mujeres? No. Nada en la historia de los marines espaciales hubiera cambiado absolutamente nada por haber mujeres. Ningún cambio. Ni en el trasfondo actual ni el antiguo, ni en la Herejía. Luego resulta que ni la masculinidad astartes es un pilar ni modificarlo supone cambios al trasfondo.

La relevancia de que los marines espaciales deban ser todo hombres en el trasfondo de Warhammer 40000 es anecdótica, como mucho.

Y hablando de pilares. ¿Recuerdas cuando el Imperio se encontraba desamparado tras la desaparición de los Primarcas? ¿Recuerdas cuando los Adeptus Custodes eran tan importantes para la seguridad del Emperador que jamás abandonaban el Palacio Imperial? ¿Cuando los Caídos eran uno de los leit motiv de los Ángeles Oscuros? ¿Cuándo modificar los trabajos del Emperador era herejía y se castigaba con la muerte? Cualquiera de esos temas tienen infinita mayor relevancia en el lore que la masculinidad astartes. Y ahí a Guilliman dirigiendo el Imperio, a los Custodes combatiendo por toda la galaxia, a Lion perdonando a los Caídos y a Guilliman y Cawl conchabados para la creación de los Primaris.

Conclusión: si alguien dice «es un pilar de la franquicia y del trasfondo» no sabe lo que es un pilar.

Pero si no hacen falta, que ya están las Adeptas Sororitas

Un argumento común en contra de las Adeptas Astartes es que ya existen las Adeptas Sororitas. Algunas personas creen que los Marines a las Hermanas de batalla se parecen. Puede se parezcan en el interior de un túnel. Sin luces. En un planeta sin sol.

Lo siguiente son los parecidos entre Astartes y Sororitas:

  1. Usan bolters y servoarmaduras.

Y a continuación unas cuantas de las diferencias:

  1. Las Sororitas son fanáticas religiosas, fieles creyentes del Culto Imperial.
    Los Astartes, salvo excepciones muy concretas, son ateos y no creen en el Culto ni en la deidad del Emperador.
  2. Las Sororitas son tan fanáticas que sólo se conoce el caso de una que se haya pasado al Caos.
    Los Astartes son mucho más corruptibles y se han pasado al Caos por millones (literalmente).
  3. Existen oficios entre las Sororitas que no son combatientes y tienen Órdenes que se dedican a otros menesteres (como las hermanas famulatas, hospitalarias o dialogantes) y su entrenamiento se orienta a eso.
    Los Astartes siempre son combatientes. Puede que sepan hacer además otras cosas, pero su oficio siempre es la guerra y su entrenamiento siempre gira alrededor de eso.
  4. Las Sororitas están siempre sometidas al poder de la Eclesiarquía.
    Los Astartes se organizan en Capítulos que son, a efectos prácticos, totalmente independientes del Imperio. Pueden pasar cientos o miles de años sin rendir cuentas más que a su propio sentido del deber.
  5. Las Sororitas, en conjunto, son capaces de actos de fe que producen milagros.
    Los Astartes no.
  6. Las Sororitas están integradas en la vida común del Imperio (ej.: Órdenes Hospitalarias).
    Los Astartes en muchos sitios siguen siendo casi una leyenda y la población común no los ha visto jamás.
  7. Las Sororitas nacen y se las entrena hasta convertirlas en fanáticas.
    Los Astartes son re-creados: su genética se modifica según la herencia de su Primarca y se le implantan 22 órganos adicionales (19 para los Primeros Nacidos) que los convierte en sobrehumanos.
  8. Las Sororitas tienen esperanzas de vida humanas normales, lo que limita incluso lo que pueden aprender.
    Los Astartes son virtualmente inmortales por causas naturales. Pueden vivir muchos cientos de años (incluso más de un milenio), lo que los convierte en reservorios de conocimiento y habilidad.
  9. Las Sororitas pueden escupir con desprecio al hereje.
    Los Astartes pueden escupir ácido y disolver al hereje.
  10. Las Sororitas sangran.
    Los Astartes no. Y eso es un problema para quien piensa «si sangra, podemos matarle».
  11. Las Sororitas no pueden sobrevivir en el vacío sin su armadura.
    Los Astartes pueden sobrevivir miles de años en el vacío estelar entrando en animación suspendida.
  12. Las Sororitas tienen sentidos normales.
    Los Astartes pueden seguir una presa por el rastro de feromonas en el aire.
  13. Las Sororitas usan las servoarmaduras.
    Los Astartes se conectan a sus armaduras neuralmente. Pueden sentirlas como parte de su propio cuerpo.
  14. Las Sororitas pueden sospechar tus faltas.
    Los Astartes pueden comerse tu cerebro y conocer tus faltas (y tu pin de la tarjeta si quieren).

Así que no: las Sororitas no «cuentan como», no se parecen en nada y, desde luego, no pueden ocupar el nicho de las mujeres Marines Espaciales. Las mujeres marines espaciales serían algo diferente por completo de las Sororitas, al igual que lo son los hombres marines espaciales.

Motivos por los que el Imperio querría mujeres marines espaciales

El Imperio no ha estado jamás en tan mal situación desde los tiempos de la Herejía de Horus como ahora, tras la apertura de la Cicatrix Maledictum y la Cuarta Guerra Tiránida. Poder reclutar el doble de Marines Espaciales duplicaría la capacidad de creación de nuevos Capítulos, de rearmar a los que ya existen (con los No Perdonados diezmados tras Arcas del Augurio y los Ángeles Sangrientos y sus descendientes todavía bajo mínimos tras la Destrucción de Baal, no es que vayan sobrados).

Si por la escasez de recursos en Terra hay una guerra dentro del Administratum por el papel y el espacio, el Imperio (y Guilliman a la cabeza) deben estar locos por empezar a crear mujeres Marines Espaciales.

* La imagen de cabecera es una composición con una fotografía de la cosplayer Khelga Khromaya. No he conseguido su perfil personal al que enlazar.

Entradas relacionadas

2 comentarios

  1. El proceso de conversión en Marine Espacial es un chute hormonal tan salvaje que hace que un hombre llegue a medir más de dos metros y medio, y sea una mole de músculo y hueso. Si una mujer sufre el mismo proceso, acabará siendo indestinguible de un varón.

    Por otra parte, que algo sea posible no lo hace necesario, mucho menos prioritario. Y si hablamos, encima, del Imperium, una sociedad a cuyo lado los Nazis eran angelitas de la caridad, y que aborrece cualquier cambio e innovación, hacer un cambio de este calibre es impensable. La solución sería un retcon, pero con la cantidad de literatura de BL actual, un cvambio de esta magnitud no colaría.

    Y finalmente, a mi parecer, meter mujeres en los Marines Espaciales es eliminar su esencia de orden monástica, para ser una mera orden guerrera más. A mi juicio, es una pena.

    ¿Lo acabará haciendo GW? No sé yo. Imagino que un sector se muere de ganas de hacer el cambio, pero tienen miedo de cómo reaccionará su base; los marines son el motor de su empresa, y cabrear a sus clientes no suele salir bien.

    En cualquier caso, me parece curioso que haya un afán así por incluir a mujeres entre lo que viene a ser las SS espaciales, racistas genocidas asexuales de dos metros y medio.

    1. Si partimos de la base de que la aparición de los primaris es un cambio mucho mayor, tanto en el trasfondo de los marines como en la idea de que el Imperio aborrece los cambios, el resto de ideas en contra se cae como un castillo de naipes.

      Además, hace mucho que el trasfondo de los marines no es el de órdenes monásticas. Los Astartes son ateos y, aunque su estética herede de las órdenes monásticas, los capítulos no son tales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TPF:Génesis © 2023