Sorprende la cantidad de detalles…

…que podemos ver una vez cuando en lugar de intentar fijarnos en los detalles cercanos, ponemos la vista en el horizonte.

Nadie merece más ignominia…

…que quien, teniendo sus sueños al alcance de la mano, tiene tanto miedo de conseguirlos que deja que se escapen.