W40K: Lo que hay tras los nombres (Edición Primarcas), III

Tercera y última parte de la traducción del artículo de Steve de Toyzinthehood’s aparecido en BoLS. La primera parte, aquí y la segunda aquí.

Horus – Hijos de Horus

Horus es uno de los dioses egipcios, hijo de Osiris e Iris. Su ojo izquierdo fue arrancado, creando el símbolo del Ojo de Horus. En la mitología egipcia Horus es un buen tipo, peleando contra su tío Set para proteger Egipto.

Lupercal es la cueva donde la loba amamantó a Rómulo y Remo, los fundadores legendarios de Roma. Además, la obra Julio César de William Shakespeare comienza con las fiestas Lupercales, tal vez presagiando el rol de Horus como Bruto para con el Emperador/César.

Lorgar – Portadores de la Palabra

Logar es una provincia de Afganistán. El nombre es una combinación de Loy (grande) y Ghar (montaña). Esta explicación tiene resonancia con algunas historias bíblicas que podrían estar en consonancia con la misión de los Portadores de la Palabra. Su Primer Capellan Erebus se llama así por una de las cinco creaturas que surgieron del Caos – el nombre significa de forma literal “lugar de oscuridad entre la tierra y el Hades”.

Vulkan – Salamandras

Vulcan es el dios romano del fuego y la forja. En las leyendas, las salamandras han estado siempre asociadas con el fuego, posiblemente porque les gustaba vivir en los troncos y cuando su escondite ardía saltaban desde las llamas.

Corax – Guardia del Cuervo

Corvus Corax es el nombre científico del cuervo común.

Alpharius, Omegon – Legión Alfa

Alpha es la primera letra del alfabeto griego y Omega es la última. Por tanto el principio y el fin (NdT: términos viejos conocidos de la religión). Curiosamente la legión Alfa es la última de las legiones de la Primera Fundación.

Fulgrim – Hijos del Emperador

La palabra Fulgur es la latina para rayo y pasa en español pasa a ser Fulgor (NdT: en español, en el original), que significa deslumbrante, claridad o brillo. Además se le conoce como el Fenicio, posiblemente porque los Hijos del Emperador resurgieron con todas sus fuerzas después de caer hasta sólo 200 miembros, como un fénix que surge de sus cenizas, pero más probablemente viene del color elegido por Fulgrim para su armadura, y para las de los Hijos del Emperador: el púrpura. Los antiguos fenicios eran conocidos por ser los únicos productores de tinta púrpura, una tinta tan exclusiva que sólo podía permitírsela la realeza. (NdT: a mí me cuadra bien la parte de la etimología latina, pero nunca he visto ninguna referencia a por qué el término “phoenician” más que “se le llama así”.)

W40K: Lo que hay tras los nombres (Edición Primarcas), II

Continúo con la traducción del interesante artículo aparecido en BoLS y escrito por Steve de Toyzinthehood’s. La primera parte, aquí.

Sanguinius – Ángeles Sangrientos

Sanguinis en latín significa sangre, lo cual es bastante sencillo. Sanguine significa en inglés alegre y optimista, una elección irónica para nombrar a los Ángeles Sangrientos, habida cuenta de que están condenados a sucumbir a la Rabia Negra. (NdT: La traducción de Sanguine al español sería sanguíneo, cuyo significado sería “temperamental”, nada que ver con la acepción en inglés. Como nota añadida, el trasfondo de los Ángeles Sangrientos los presenta precisamente como perfeccionistas y optimistas, siempre considerando la posibilidad de conseguir el control de la Rabia Negra que ya han conseguido Mephiston y parcialmente otros como Lemartes.)

Ferrus Manus – Manos de Hierro

Ferrus en latín es hierro y Manus es la palabra para Mano. Así que tenemos Mano de Hierro para los Manos de Hierro y Puño Real para los Puños Imperiales. (NdT: Junto con Sanguinius, yo creo que éste es el caso más evidente para todos los hispanoparlantes.)

Angron – Devoradores de Mundos

Es simplemente un arreglo de “Angry” (NdT: enfadado en inglés) que define muy bien a Angron y todos los Devoradores de Mundos. También he oído que en los 80 hubo un empleado de GW llamado Ron que estaba siempre cabreado, pero querer que algo sea cierto no significa que lo sea.

Roboute Guilliman – Ultramarines

Robert Charles Guillemin es un artista callejero afincado en Boston. Fue famoso por utilizar pinturas acrílicas. Parece ser tremendamente oscuro, pero dado que Rogue Trader fue publicado a mitad de los 80, el momento en que Robert pintaba y los Ultramarines se llaman así por el color.

Estaba particularmente orgulloso de esta explicación y alegremente se lo expliqué a Rick Priestley. Y resultó que estaba muy equivocado. En su lugar, tomó el nombre que sonaba como el de un revolucionario indio en cierta colonia francesa – muy diferente del Guilliman que conocemos y amamos.

Mortarion – Guardia de la Muerte

Mortarion simplemente viene del latín “mors” que significa muerte. Con su apariencia demacrada y la guadaña, tiene el aspecto de la Parca. Oh, y la Parca también es llamada Ángel de la Muerte, como los Marines Espaciales. (NdT: sobre todo son llamados Ángeles de la Muerte los Ángeles Oscuros y los Sangrientos, muy particularmente éstos últimos.)

Magnus el Rojo – Mil Hijos

Magnus es un término que significa “el grande” pero creo que este nombre va mucho más allá que eso. Alberto Magno (NdT: Santo para la Iglesia Católica y maestro del más conocido Santo Tomás de Aquino) fue obispo en el S. XIII y gran defensor de la coexistencia pacífica entre ciencia y religión, una batalla que el Primarca Magnus debió luchas en el Conocilio de Nikaea. El Concilio de Nicea, en el 323 D.C., fue el primer concilio de obispos cristianos, convocado por el Emperador Constantino. El apodo “el Rojo” le da el aspecto de un monstruo nórdico, muy adecuado con el odio de los Mil Hijos por los Lobos Espaciales.

W40K: Lo que hay tras los nombres (Edición Primarcas), I

El siguiente artículo es sólo una traducción (a veces un poco libre y cuajada de anotaciones) del artículo 40K: What’s in a Name – Primarch Edition aparecido en BoLS el pasado 14/11/2012 (blog en inglés imprescindible para cualquier aficionado a Warhammer 40000), escrito por Toyzinthehood’s Steve. Por supuesto, yo lo divido en tres partes para estirar la cosa…

Este año ha sido el 25 aniversario de Warhammer 40000. A lo largo de estos 25 años, hemos visto evolucionar antiguas razas y surgir otras nuevas (NdT: y la desaparición de alguna que otra), el desarrollo de la historia de mundos y a el ascenso y caída de generales. Pero yo quiero retroceder hasta el principio, justo 25 años atrás para echar un vistazo a los orígenes de los Primarcas y Capítulos Marines Espaciales, no en los tanques de clonación del Emperador pero sí en el lugar de donde vienen sus nombres. Apareciendo a menudo antes que cualquier otro detalle sobre los Capítulos, realmente estos nombres llegaron a darles forma.

Lion El’Jonson – Ángeles Oscuros

Comenzaremos con uno fácil ya que es bastante conocido; Lionel Johnson fue un poeta inglés que vivió a finales del S. XIX. El nombre del Capítulo viene de su poema “El Ángel Oscuro”. Lionel murió tras caer del taburete de un bar. (NdT: aunque en la wikipedia dice que fue un derrame cerebral tras una caída en la calle, también nombra el bar Green Dragon de la calle Fleet. El poema en inglés aquí, porque no he podido encontrarlo en español.)

Perturabo – Guerreros de Hierro

Aleister Crowley fue un ocultista del siglo XIX (NdT: llamado también La Bestia, y gran influenciador del satanismo posterior). Su lema era “Frater, Perdurabo” y significa “Hermano, resistiré”, no muy diferente del lema “Hierro por dentro, Hierro por fuera”. Podría haber sido combinado con “Perturb” en el sentido de crear ansiedad o malestar.

Jaghatai Khan – Cicatrices Blancas

Jaghatai, o también Chagatai, es el nombre del segundo hijo del Líder Mongol Genghis Khan. Era considerado impetuoso y temperamental por sus parientes; teniendo en cuenta que sus parientes eran todos mongoles, una etnia que no era conocida por ser calmados y tranquilos. Las tácticas de los Cicatrices Blancas, favoreciendo los ataques de “golpear y huir” y los asaltos rápidos, están claramente influenciadas por las tácticas de los nómadas mongoles.

Leman Russ – Lobos espaciales

Rus es una antigua palabra nórdica que significa “los que reman” – una estupenda manera de describir a los vikingos en sus barcos. Es frustrante que ésto haya sido lo más cercano que he llegado a una explicación, doblemente si consideramos que el resto de significados de los nombres de los Lobos Espaciales no son precisamente sutiles – La Fortaleza Monasterio “El colmillo”, la Canis Heliz, Fenris, etc. Sus dos lobos, Freki y Geri, se llaman igual que los lobos del dios Odín.

Rogal Dorn – Puños Imperiales

Rogal parece ser una variante de Royal o Regal (NdT: Real en el sentido de realeza noble). El apellido de Dorn es el término utilizado en Inglés antiguo para fortaleza, así como puño en gaélico. Ésto nos da doblemente la explicación para el nombre de los Puños Imperiales y su gusto por las fortificaciones. Y para el símbolo del Capítulo, echemos un vistazo al del famoso single de la Tom Robinson Band “2-4-6-8 Motorway” (NdT: una banda de punk-rock inglesa).

Konrad Curze – Amos de la Noche

Konrad Curze toma su nombre de Kutrz, un personaje de la novela de Joseph Conrad “El corazón de las tinieblas”. Posteriormente y basada en el libro, se hizo la película “Apocalipsis Now” en la que el personaje del Coronel Kurtz, interpretado por Marlon Brando, después de una campaña de terror en Vietnam, es asesinado por Martin Sheen (el Asesino Callidus enviado para matar a Konrad se llama M´Shen). Tanto Kurtz como Curze reciben a sus asesinos.

Cyborgs en la Tierra Media

Portada del SDLA (MERP)
Tal que éste fue el manual que nos sufrió.

O al menos hubo uno, palabrita del niño Jesús.

Como tantos otros, mi grupo de juego comenzó dándole al MERP (Middle Earth Role Play, el viejo “Señor de los anillos de tapa roja”) y teniendo como teníamos una edad que rondaba los 12 tiernos y hormonales añitos, sin que necesariamente conocieramos a fondo el universo, se dieron ciertos hechos… delirantes.

La primera vez que jugamos, J (dejaré su nombre en la inicial, para que permanezca en el anonimato), nuestro máster, al acabar nos dijo sorprendido “ah, pero que queréis volver a jugar?”. No sabía el buen hombre en qué jardín se había metido, había abierto la caja de pandora, soltado a los titanes y todo la misma vez.

Yo jugaba con un rohirrim llamado Orchilla (si a alguien le suena el nombre y está pensando en algo friki… sí, es por eso, nunca me he distinguido por saber buscar nombres), que era rohirrim porque tenía un meara y no se bajaba de él ni para mear (astutísimo juego de palabras del autor, oiga). Con los pedazo de bonos que tenían los hombres de Rohan al estar en el caballo, era absurdo. Aunque la actitud no estoy seguro de que fuera la más adecuada: Orchilla coleccionaba los cráneos de sus enemigos vencidos cual Yautja altomedieval, utilizando partes de la osamenta para adornarse la armadura (ríete tú de Casaca de Matraca), incluyendo la maravilla de dos cráneos de trolls que había vencido en combate singular cuanto todavía era nivel 3.

Un aguerrido rohirrim a la carga
Así podría haber sido mi Orchilla

¿Cómo? Bueno, el reglamento tenía unas lagunas muy importantes a la hora de lidiar con un jinete que carga, golpea y queda más allá de la distancia de golpe del enemigo, así que sólo había que repetir la operación varias veces y el bicho caía miserablemente por un hueco en las reglas. Bueno, y por la inexperiencia del DJ, que después de aquello inventó algunos métodos para evitar que aprovecháramos esos huecos legales.

La cuestión es que Orchilla era una feliz bestia sanguinaria que (ahora entiendo por qué no lo querían en Rohan y se había hecho aventurero), formando parte de un grupo de otros aventureros no menos delirantes (como el hobbit que decíamos que se apellidaba Bimbo y que era nuestra ración de carne de emergencia), iba de aquí para allá cometiendo las más brutales tropelías contra los siervos de Sauron con la verdad y la justicia como estandarte (esos maravillosos alineamientos, que permiten torturar y matar con dolor mientras eres Bueno siempre y cuando se lo hagas a gente mala) y poco menos que bañando en sangre de enemigos destrozados su adorada espada +10 y su cota de mallas.

En una partida que no recuerdo si fue la última porque acabó como el rosario de la aurora, nos contrató un tipo para cumplir una misión en una mazmorra y después de varios días de viaje (ya se sabe que el Señor de los anillos va de gente que anda), entramos, nos damos de cazos con varios bichos y de momento nos encontramos en una habitación trampa cuya puerta de piedra desciende lentamente mientras intentamos escapar.

¿Qué hacer? Alguien tuvo la feliz idea de utilizar los cráneos de troll para intentar trabar la piedra deslizante (mago tenía que ser). La discusión fue descomunal. Entre que estaba claro que un hueso cocido jamás tendrá la resistencia estructural suficiente como para parar una piedra de varias toneladas (ni mucho menos una piedra que en la aventura pone que tiene que caer hasta el suelo, eso es lo que comunmente se conoce como “fuerza irresistible” y un cráneo no es un “objeto inamovible”), que eran los más preciados trofeos de Orchilla y otras alternativas (como usar al mago entero de palanca), la cosa se calentó hasta que, una hombrera-cráneo desapareció de su sitio para ir a parar bajo la puerta de piedra y hacerse añicos, el mago que tuvo la idea que descubrió que le había crecido una espada larga +10 entre las costillas y un crítico de varita de rayos que fundía las anillas de cierta cota de mallas y la fusionaba con la piel del portador.

Una vista de Rohan
Allí donde no querían (tampoco) a mi Orchilla (seguramente).

Resultado de la jugada: la misión se fue al garete, el mago perdió los puntos y la vida, mi Orchilla no murió (por los pelos) pero se convirtió en el primer ser de la Tierra Media que llevaba la armadura incorporada en su propio cuerpo. Tenía que doler un montón, pero molaba mil. Desgraciadamente, pensando en hacerle el favor de ahorrarle sufrimiento, el patrón decidió aplicarle una eutanasia no consentida y Orchilla terminó de perder los PV que le quedaban.

Y así fue la emocionante, electrizante, chispeante y, sobre todo, corta vida del primer y único cyborg que recuerdan las crónicas de la Tierra Media.

Ciberpsicópatas de Arasaka, chupaos esa.

El génesis, 20 años después

Hace 20 años, hora arriba, hora abajo, el 20 de junio de 1992, entré en Aliens.

Los 2d10 originales
Mis 2d10 iniciales.

No sabría decir si Aliens era lo que hoy llamamos una librería especializada, aunque cumplía de sobras con los cánones de la mayoría de las tiendas frikis: poco espacio y todo atiborrado de estanterías y expositores a rebosar de merchandising, cómics, libros, cajas de juegos, y más libros. Era la primera vez que visitaba una tienda así y alucinaba pepinillos. Fue toda una experiencia.

Cuando llegué, un chaval salía de la trastienda para preguntarle al dueño algo acerca de unos poderes de un juego de Bola de Dragón. Así que también había un juego de Bola de Dragón… Chico, hay de todo en ésto de los juegos de rol.

Aliens estaba ya en proceso de liquidación y cierre, así que tampoco pude volver después

Manual y pantalla de Vampiro 1ª edición.
Básico y pantalla de Vampiro 1ª

de aquel día. Sin embargo aproveché bien el momento: Vampiro la Mascarada con su pantalla (la edición primigenia de Diseños Orbitales), Warhammer 40000 Rogue Trader (edición de Alfil) y Warhammer 40000 2ª edición (en inglés, con dos cojones). De Vampiro me dejó fascinado la idea del mundo oscuro plagado de peligros sobrenaturales tan cercanos, de Warhammer 40K me tiró la idea de enormes tipos con armaduras potenciadas jugándose el pellejo contra alienígenas desalmados en el futuro lejano. La verdad es que en aquel momento pensé que las ediciones que había comprado de W40K eran la misma, pero traducida una y en inglés con más cosas chulas la de la caja, y con el tiempo descubrí que no era así (a mí eso de las diferentes ediciones era algo que todavía nadie me había explicado). Además mis primeros dos dados de 10 caras, uno naranja y otro azul cristalino, que a día de hoy todavía conservo, varios botes de pintura y pinceles.

Recuerdo que cuando cogí todo aquello, el dueño de la tienda me preguntó si es que me había tocado la lotería. Yo le respondí que, en realidad, es que había aprobado con todo el curso limpio y me habían dejado regalármelo. Fue el primer gasto de muchos, yo podría haber pagado la universidad de los facehuggers de aquella tienda.

Warhammer 40000 Rogue Trader retapado
El lomo actual de mi Rogue Trader

No todo fueron risas y alegrías en el día, apenas a 200m de la tienda, el encolado de Rogue Trader crujió y casi me quedé con las tapas en una mano y las páginas interiores en la otra. Todavía me duele cuando me acuerdo, tanto que hace unos pocos años decidí que me lo reencuadernaran.

20 años después del auténtico génesis, hoy, tengo manuales y miniaturas tal vez por mayor valor nominal del que tiene mi propio coche, he liquidado más eldar, aplastado más toreadores, derribado más cazas TIE, vaciado más cargadores de munición sin casquillo Militech, tirado los trastos a más hijas de posaderos, salvado (y arrasado) más aldeas, descabezado más zombies, rescatado más tecnología Ur y hecho más tratos con dragones (aunque no debería) de los que la gente es capaz siquiera de imaginar.

La magia de los primeros tiempos no es la misma que ahora, pero no me quejo: la magia de ahora puede ser diferente, pero no desmerece.

Bienvenidos a TPF: Génesis, mi nuevo espacio para la magia antigua y nueva (y los ciberpsicópatas, los vehículos artillados, los aviones de combate, las elfas cañón, la munición de gran calibre,…).