Cosicas curiosas IV

Unos cuantos artículos de otros sitios que considero interesantes para conocer detalles del mundo real que podamos aplicar a nuestras partidas de rol.  Porque el saber no ocupa lugar y además da sabor.

  • Según este artículo de Neurolab sobre cómo pilotar un avión con el cerebro, las interfaces hombre-máquina están más cercanas que nunca. Claro está que todavía queda una buena temporada para que eso ayude a pilotar un mech (aunque solo sea porque no hay mechs todavía), pero sin duda es un paso más que interesante.
  • Un problema que he encontrado en muchas ocasiones a la hora de diseñar criaturas es que no se me ocurren características que darles. La ignorancia es una lacra para la creatividad, o al menos para la mía, así que cada vez que encuentro artículos en los que me explican cosas que desconozco (y que resultan tan chocantes) no puedo sino congratularme porque de ahí sólo pueden salir monstruos más interesantes… Como aquí, que hablan de la comunicación interespecies con olores.
  • En el amor y en la guerra todo vale, pero lo cierto es que en el tema de la guerra se suele innovar bastante más. El siguiente artículo viene a demostrar cómo las tecnologías bélicas pueden intentar echar mano incluso de las agujas de coser con tal de ganar una guerra. Y al menos no llega al delirio de inventos como la “bomba gay“, así que creedme, mis escasos lectores, cualquier cosa que se os ocurra para un juego de fantasía ya lo han intentado en el mundo real.
  • Ahora que Walküre ha llegado a manos de los mecenas, por qué no hacer un repasito a algunos de los científicos más desquiciados y espeluznantes de los que se tenga noticia. Estoy seguro de que servirán de inspiración para crear esos personajes lúgubres y dementes que tanto nos gustan a los roleros.