[Savage Worlds/Tipos Duros] Norman Jackson

Un dibujo representando a Norman Jackson, un tipo con bigote y mirada intensa.

Norman Jackson ha tenido dos vidas: una antes de Vietnam y otra después. Se alistó en los marines como otros tantos, alimentado por la convicción de que el Tío Sam siempre hacía las cosas bien y volvió de la guerra cargado de cinismo y un gran desprecio por cualquier gobierno.

En la guerra aprendió que todos los hombres sangran del mismo color y que a ningún gobernante le importa cuántos ciudadanos mueren ni de qué nacionalidad son. Descubrió que el concepto de país es un invento podrido hasta la médula y que lo único que importa son las personas; que los EEUU no existen, existen los estadounidenses, y que si perteneces a algo es a tu familia y a tu grupo de amigos.

También aprendió a temer las selvas y los bosques muy frondosos, en los que vio a muchos buenos compañeros caer destrozados por las balas y las trampas. No volverá a poner un pie en una si puede evitarlo. Ni en el matrimonio.

Estuvo casado pero aquello duró poco y acabó muy mal, aunque según el pudo ser peor (de haber tenido hijos). Si ya, por lo general, es una persona poco habladora, en su trato con las mujeres es distante y frío, aunque siempre formal como considera que debe ser un soldado. O tal vez un caballero chapado algo a la antigua.

En apariencia es un tipo alto y delgado, pero su físico no muestra verdaderamente el físico que la guerra le hizo desarrollar. Su experiencia vital lo ha hecho estar siempre alerta y en tensión, escrutando todo su entorno con la mirada acerada de sus ojos grises.

Atributos: Agilidad d8, Astucia d4, Espíritu d6, Fuerza d8, Vigor d8.

Habilidades: Trepar d4, Conducir d4, Pelear d8, Intimidar d4, Notar d6, Disparar d8, Sigilo d6, Callejear d4, Supervivencia d6, Nadar d4

Carisma: +0; Paso: 6; Parada: 6/7; Dureza: 6/7

Ventajas: Puntería, Nervios de acero, Reflejos de combate.

Desventajas: Código de honor, Leal, Fobia (mayor).

Convicción: El protector.

Rasgos de molonidad: Duro como el acero, Que no pare la fiesta.

Norman Jackson es uno de los protagonistas iniciales de la serie original de Wildspring. Como personaje de Savage Worlds es un personaje Experimentado (con 20 puntos de experiencia) y puede ser utilizado en cualquier partida genérica simplemente ignorando sus Rasgos de Molonidad y su Convicción.

Monstruo para La Marca del Este / OSR: Carroñero blanco

Un nuevo monstruo para la Marca del Este y darles disgustos a los aventureros.

La leyenda dice que los carroñeros blancos fueron antaño, hace miles de años, una orgullosa raza de hombres que dominaron el arte de la mecánica y la construcción. Sus ciudades crecían hacia los cielos tanto como hacia el interior de la tierra, construidas con metales preciosos y llenas de obras maravillosas.

Un monstruo para la Marca del Este, humanoide, albino, de afilados dientes.
Feo como la madre que lo parió.

En el culmen de su civilización llegó un cataclismo que quebró la roca, abrió grandes simas que engulleron sus construcciones y ciudades enteras y sumergió a la gran civilización en la oscuridad intraterrena. Los supervivientes se encontraron abandonados en la negrura de un infierno de piedra y escombros.

Se cuenta que sólo el tesón y la voluntad de aquellos hombres los llevó a sobrevivir. Pero a un terrible precio. Privados de casi cualquier atisbo de civilización de la noche a la mañana, abandonados a la imperiosa necesidad de supervivencia se vieron abocados a un estado de salvajismo primitivo. Con el paso de los años y las centurias los que fueron orgullosos constructores se transformaron en violentos cazadores carroñeros de la oscuridad por pura necesidad.

Al margen de leyendas los carroñeros blancos existen y parecen haber medrado por el subsuelo del mundo entero, infestando ruinas, cuevas profundas e incluso minas; aunque son esquivos y huidizos, pudiendo ser la única pista de su existencia la desaparición de aquellos a los que osan aventurarse en las profundidades de la tierra.

Carroñero Cazador
Clase de armadura: 4 [15] 3 [16]
Dados de golpe: 2 4
Movimiento: 10 metros 12 metros
Ataque: Arma Dos de arma
Daño: Arma Arma +1
Salvación: G2 Ex4
Moral: 8 10
Valor del tesoro: (25mo) 400mo (200mo) 1500mo
Alineamiento: Caótico Caótico
Valor P.X.: 45 200

Son mayores que un hombre, blancos como la nieve, sin el menor rastro de pelo en sus cuerpos alargados y fibrosos, que protegen con una amalgama de restos quitinosos de insectos gigantes y las armaduras que que hayan saqueado de sus víctimas. Sus ojos blancos y pequeños son inexpresivos y casi inútiles, pues en la oscuridad completa sólo su agudo oído les es útil (como si vieran en la oscuridad hasta 30m) y sus fuertes dedos les permiten moverse por paredes y techos irregulares con facilidad (aunque para eso necesitan sus dos pies y manos, con lo que no pueden combatir desde paredes y techos).

Viven en pequeñas comunidades de unas pocas decenas de indivíduos, de los que los más poderosos se convierten en cazadores (líderes y exploradores, que tienen las mismas cualidades que un explorador de nivel equivalente). Con frecuencia los cazadores forman pequeñas partidas, de hasta 1d6 indivíduos, y hostigan a otras criaturas o grupos para cazarlos y alimentarse de ellos. Sin embargo nunca salen al exterior, puesto que la ausencia de los ecos de la piedra les perjudica y el sol llega a dañarlos (-1 a todas las tiradas de ataque fuera de su ambiente subterráneo y durante el día reciben 1d3 de daño cada minuto de exposición al sol).