[W40K] ¿Squats en la 7ª edición?

Ojeando el manual de la recién salida del horno séptima edición de Warhammer 40000, ya que falta mucho hasta que pueda tenerlo rato entre las garras, me encuentro con esto que os transcribo:

Libro 2 (Milenio Oscuro), página 124:

“El Adeptus Terra reconoce oficialmente sesenta y tres variedades pseudohumanas dentro del Imperio. De éstas, cuarenta y seis tipos están ahora listados como extintos […].”

“Los Ratlings (Homo sapiens minimus), Squats (Homo sapiens rotundus), […], componen el resto de razas pendientes de clasificación y de ser reconocidas oficialmente.”

Hace mucho, MUCHO, que no había referencias a los squats en una publicación oficial de GW. ¿Significará algo?

Miniaturas squat de la época de Rogue Trader.
Unos Squats oficiales de los tiempos primigenios de Rogue Trader.

Toma ya. Después de decir que los Mundos Natales de los Squat habían sido arrasados por los Tiránidos e incluso negar después que hubieran existido en algún momento, ahora resulta que nuestros adorados astroenanos (al menos para los jugadores más viejos, los jóvenes no los han llegado a conocer) existen y están metidos en el Imperio y forman parte de su ciudadanía.

Los párrafos también nombran a una docena más, especifican que los hombres bestia siguen existiendo pero ahora son proscritos y viven con la misma categoría que cualquier mutante de medio pelo, y dan datos sobre algunos que podrían dar bastante juego, pero es difícil fijarse en eso cuando ves que hay ¡SQUATS!

Está claro que con ese trasfondo GW ya no puede sacar un ejército para ellos solos, pero poniéndolos al nivel de ratlings y ogryns sería factible una unidad de tipejos achaparrados metida en la Guardia Imperial (perdón, el Astra Militarum). Personalmente creo que encajaría bastante bien algún tipo de unidad de tipos con armaduras bastante tochas, armamento contundente pero de corto alcance y posibilidad de armarlos con armas de cuerpo a cuerpo de las de pegar poco pero pegar fuerte.

¿Vosotros cómo lo veis?

Unidad de Forge Fathers de Mantic.
Unos Forge Father de Mantic, así son unos modernos squats.

Wälkure, primeras impresiones

Ahora que Wälkure, el juego de ciencia ficción de la historia alternativa de la Europa de la WWII y un tanto distópico, va camino de la imprenta tras pasar una semana con los mecenas para ponernos los dientes largos y poder detectar posibles erratas (mil ojos ven más que diez), voy a comentar lo que me ha parecido.

Logo de Walküre

Tremendo, en todos los sentidos.

El aspecto del PDF (a falta de tener en las manos el libro) es el de un AAA que pudiera venir de la industria americana (que, para bien o para mal, es la principal referencia en la edición de rol). No llega al preciosismo de la última edición española de La Llamada de Cthulhu pero el aspecto es magnífico, con unas ilustraciones que te llenan la cabeza de ideas que quieres ver en partidas y que apoyan realmente el ambiente del mundo al que te pretende meter el trasfondo.

El trasfondo, del que ya teníamos muchas pinceladas por las entradas que han ido dejando en la web oficial, está cuajado de una abundante documentación y la historia alternativa y futura hilada con mucho mimo y gran coherencia. La Segunda Guerra Mundial no quedó “en tablas” y se convirtió en una (mucho más negra que la real) guerra fría (y no tan fría) “porque sí”; ocurrió esto y fue la causa de eso que dio lugar a aquello y lo de más allá. Hay lugares comunes con otras distopías en las que el Tercer Reich sigue existiendo más allá de la WWII de alguna manera, por supuesto, cosa imposible de evitar teniendo en cuenta que es algo con que tanta gente ha fantaseado (sin ir más lejos, mucho hay de eso en el último juego Wolfenstein), pero ni recorre exactamente el mismo camino que los otros hayan tomado antes ni se queda, como ha solido pasar, en la superficie, sino que Walküre se mete hasta el fondo en la historia real y desde ahí emerge su universo.

Un robot de Walküre.El sistema de reglas del juego es sencillo y potente, pero de verdad. Todo se resuelve con una tirada de 2d6 más bonos, y ni tiradas de daño ni flores. Una cosa que me ha gustado en especial es el sistema de acciones de combate e iniciativa, ya que yo tenía en mente un método parecido pero en Walküre está resuelto de una manera que jamás se me ocurrió. Cada personaje tiene una iniciativa que es el punto en que empieza a actuar, pero cada acción “consume” un valor determinado de tiempo que va haciendo que el resto de sus maniobras se vayan produciendo en momentos posteriores, con lo que el personaje más rápido puede verse disparando antes que otro, y después del ataque de respuesta volviendo a atacar… O poniéndose a cubierto antes de que le lluevan las balas y después atacando con más seguridad.

Difícil hacer las reglas más rápidas, incluso teniendo en cuenta que mantiene potencia suficiente para que un juego con un ambiente tan militarizado como éste tenga un millón de posibilidades y encima no entorpezca en absoluto las partidas más interpretativas. Porque ojo aquí, lo más evidente de Walküre es la guerra solapada que sigue existiendo entre las diferentes facciones pero eso no significa que todo sean disparos y cañonazos (que ahora incidiré en ello) sino que hay muchísima cabida a partidas de intriga política, espionaje sutil e investigación pura y dura.

Una base lunar USA.

Y eso es algo que se ve en la creación de personaje: que se hace de forma muy sencilla eligiendo plantillas acordes al nivel de poder del personaje y eligiendo unas características adicionales con que personalizarlo, o incluso haciéndolo desde cero. La creación de personaje puede desde muy rápida hasta bastante lenta, ya que la cantidad de habilidades, dones y demás es absolutamente masiva: no creo que nadie eche en falta nada.

Hablando de masivo no es de recibo olvidarse del capítulo de equipo. Todo el que me haya leído alguna vez sabe que soy un apasionado de las listas de armas kilométricas y de cantidades ingentes de equipo, y de todo eso Walküre tiene para dar y tomar. Las armas se cuentan por cientos, los elementos de equipo no le van a la zaga y cuando llegas al capítulo de vehículos puede morir de felicidad. Hay de todo y para todos, desde material en servicio de la WWII hasta lo último de lo último de la tecnología del año 2075. ¿Alguien da más?

Por ponerle alguna pega (que, de todas formas, ya he hablado con testers y el creador del sistema de juego, Zonk-PJ), me pareció que el sistema de juego y el daño de las armas era poco letal. Después de hablarlo me quedó claro que se trata de una necesidad por el tema del equilibrio del juego y no convertirlo en una matanza (cosa factible, cuando hablamos de un universo en que existen armas de efecto gauss y lanzadores de plasma), y eso es algo que se agradecerá en las partidas donde prime la acción (que a nadie le gusta llevar un soldado de élite y que lo tumben al primer disparo).

Ilustraciones de seis personajes de Walküre.

PD: Yo, por mi parte, que sigo empeñado en aumentar la mortalidad, he comenzado a rehacer las tablas de armas para que cometer un error cuando se juega con juguetes de mayores sea letal de verdad. Pero eso no es un defecto del juego: es que a mí me gusta ser sádico con mis jugadores. Ya tendréis noticias de esto, que he dado en llamar Walküre Overkill.

Los insertos de pantalla han triunfado

Para un blog tan humilde como éste (humilde porque tiene pocas visitas y tal, que mi ego es tan descomunal como el que más), que una de sus descargas supere los 300 accesos es algo que celebrar. Y justo eso es lo que ha pasado hace algunos días con los insertos de pantalla del DJ OSR/La marca del Este.

En el poco tiempo que hace que liberé el documento ha suplicado el número de descargas de cualquier otro de mis “creaciones”, lo cual para mí es una acogida descomunal. Mola pensar que hay gente por ahí que juega sus partidas con la ayuda de mi pequeña aportación.

PD: Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid he puesto también el enlace en la sección de Descargas de la aventura Porque ella lo vale, no apta para gente seria.

[Warhammer 40000] La dichosa Demonología

La nueva edición de Warhammer 40000 está a la vuelta de la esquina y por todos lados están surgiendo comentarios, críticas (lo que más he visto), aspavientos y rasgaduras de vestimentas. No pocos de los comentarios negativos tienen mucha razón, que para eso Games Workshop parece estar empeñada en mantener su volumen de negocio a base de hacerles la puñeta a sus clientes.

De todas las polémicas que he visto surgir de la aparición de esta nueva edición ha sido la nueva disciplina psíquica de Demonología, que parece ser utilizada por cualquier ejército con psíquicos en la lista. Lo curioso es que se suele hablar de demonología, pero en las fotografías filtradas de los manuales se ven dos: una destinada a lidiar con los demonios y otra destinada a utilizarlos en el propio provecho.

El personal se ha echado las manos a la cabeza con la idea de encontrarse ejércitos de marines sobre el tablero invocando demonios. Porque va contra el trasfondo. ¿No? Pues va a ser que no. Quizás es que durante mucho tiempo hemos estado acostumbrados a que los codex representan un tipo de ejército con una filiación concreta y exacta, cosa con la que los creadores de ejércitos “cuenta como…” no estarán muy de acuerdo.

A lo mejor también es que estamos confundiendo el trasfondo con las reglas y viceversa. ¿Seguro que ningún inquisidor ha invocado nunca un demonio? ¿Que un psíquico de la Guardia Imperial (de momento a mí eso de Astra Militarum no me ha calado) jamás ha caído ante los susurros del Caos? ¿Ningún marine espacial se ha dejado llevar por el poder rápido y ha acabado sucumbiendo ante las armas que supuestamente estaban bajo su control? ¿No existen alienígenas que, en la cima de su desarrollo, han acabado dando a luz demonios que arrasan su civilización? ¿En serio? Coño, si el trasfondo propio de Warhammer 40000 se asienta sobre historias de gente que era estupenda, leal y maravillosa hasta que comienza a trastear donde no debe.

Si no lo vemos claro tal vez debamos plantearnos si estamos pecando de aferrarnos demasiado a según qué cosas. ¿Por organizar un ejército con el codex Marines Espaciales es automáticamente un ejército de marines leales? ¿Seguro que no puede ser un grupo de renegados y traidores recientes?

Tal y como yo lo veo, la inclusión de una disciplina relacionada con el control de los demonios abre una nueva dimensión dentro de las partidas basadas en historias y el trasfondo. Es un punto más de libertad para quienes jugamos más por las historias épicas que por el delicado equilibrio de un torneo. Que sí, que a lo mejor resulta que la dichosa disciplina desequilibra el delicado status quo de los bandos y el metajuego (ja, como si alguna vez hubiera estado equilibrado) y que cuando se junta con el tema de los aliados es cuando ya el universo colapsa y se va al cuerno todo. Sinceramente, no lo veo.

Creo que mucha gente se está equivocando al entender que “estos codex son los buenos y no usan demonios”, más que la realidad del trasfondo que es “estos son los buenos hasta que usan demonios y entonces cambian”. A lo mejor resulta que un ejército no es de los buenos o de los malos por organizarse según esta lista de ejército o aquella otra, sino por sus objetivos o los medios que utiliza para ello. A lo mejor hemos estado mirando los codex y la lista de ejército de una manera un poco ingenua.

Y hablando de ingenuidad, tenemos también el tema de los ejércitos organizados sin seguir la tabla de organización de ejércitos y elegidos “a lo que tengas a la mano y quieras meter”. No han faltado los que dicen que eso va a acabar con el juego (como siempre), incluso sabiendo que los ejércitos “de tabla de organización” tienen unas grandes ventajas sobre los desorganizados. Pero ahora es cuando yo me planteo otra cosa. ¿Y los novatos que tienen cuatro cosillas que no cumplen con una organización de ejército convencional? ¿Esos no juegan? ¿Y las batallas históricas que no cumplen con la tabla de organización? ¿Los de trasfondo puro tampoco pueden jugar?

Recuerdo que hace mucho tiempo, cuando dicen que todo era mejor (que tampoco estoy de acuerdo, porque antes también metía la pata GW hasta el corvejón), que había incluso informes de batalla rarunos como ellos solos y la gente no se escandalizaba (recuerdo una batalla de caballeros a caballo contra marines espaciales, o un asalto continuado de hordas orkas contra un fortín medio improvisado lleno de GI y aventureros imperiales, o una defensa a ultranza de un santuario imperial en que sólo había dreadnoughts como ejército defensor). Para bien o para mal la afición antes, y siempre desde mi no siempre modesta opinión, era más permeable a estos detalles.

No creo que demonología y los ejércitos del “todo cabe” vayan a romper nada en W40K. Ni siquiera el “desescalado” actual con señores de la guerra y máquinas de guerras descomunales, que a poco que se analice son menos desescalado que el paso que hubo de Rogue Trader a W40K 2ª edición, o incluso el salvaje (y más desequilibrado que nunca) paso de 2ª a 3ª edición.

Lo que se va a cargar W40K (si se lo carga algo) no son nuevas disciplinas psíquicas ni esos cambios en las reglas (que igual que son una puñeta para unos son bendiciones para otros), lo que sí se lo puede cargar es la política de precios y desarrollos más que discutible que se trae Games Workshop desde hace ya bastante tiempo.

[Dark Heresy] Miras láser y punto rojo

En lo personal no me convence en absoluto la descripción de la Mira Láser que se da en el manual de Dark Heresy (un juego en el que parece que toda ayuda es poca cuando se trata de pasar con éxito una tirada y donde la tasa de mortalidad es bastante elevada).

Por esto, como ha pasado tantas otras veces, le he pegado un repaso a la cosa y he optado por crear dos elementos de equipo nuevos para los acólitos (y cualquier enemigo con un mínimo de recursos y organización).

Mira láser Modelo Necrys

Esto es un láser de baja potencia que proyecta un punto luminoso sobre el lugar aproximado donde impactarían los proyectiles disparados por el arma. Debido a la naturaleza visual y lejana del punto, la mira láser otorga un +10 a la HP a quemarropa y distancias cortas y medias, no teniendo efecto a mayor alcance. Si se utiliza para apuntar a un objetivo al que se va a emboscar, éste tiene derecho a una tirada de Perspicacia +10 para percatarse de ello.
Se utiliza con: Cualquier tipo de pistola, arma básica o pesada láser, de proyectil sólido, bolter, de fusión, de plasma, primitiva o lanzador. Una mira láser modelo Necrys cuenta como una mira y cualquier arma sólo puede tener una mira instalada.
Precio y disponibilidad: 35 tronos, disponibilidad escasa.

Visor de punto rojo

Un visor formado, en esencia, por una pequeña placa transparente en la que se proyecta un punto que marca de forma aproximada el lugar donde se dirigen los proyectiles disparados por el arma. El visor de punto rojo otorga un +10 adicional a la HP si el arma se dispara en modo tiro a tiro o semiautomático tras una acción de apuntado.
Se utiliza con: Cualquier tipo de pistola, arma básica o pesada láser, de proyectil sólido, bolter, de fusión, de plasma, primitiva o lanzador. Una mira láser modelo Necrys cuenta como una mira y cualquier arma sólo puede tener una mira instalada.
Precio y disponibilidad: 50 tronos, disponibilidad escasa.

[OSR / La Marca del Este] Monedas: peso y tamaños

Por lo general en los manuales de rol suelen ocurrir dos cosas con los pesos de los objetos: o no se dan, o cuando los ves te echas las manos a la cabeza (como un vial que pesa medio kilo). Repasar las listas de equipo puede convertirse en algo patológico y no es recomendable (aunque a mí me sigue pasando con las tablas de armas), así que es mejor considerar determinados datos como dogmas de fe y parte de la idiosincrasia de cada juego.

Otras veces la “ofensa” es demasiado grande, como en cierto manual donde media docena de monedas pesa una libra (casi medio kilo, una burrada, aunque lo cierto es que históricamente han existido monedas de esos pesos y hasta mayores en casos puntuales, pero nunca ha sido norma). No es un problema pequeño, porque en los juegos de mazmorreo se puede acabar cargando con cientos e incluso miles de monedas (es que esos malditos bichos no dan bien el cambio, mira que dar 2d100 de monedas de oro en lugar de dos gemas pequeñitas…).

Así que un día te lías la manta a la cabeza, te revisas unas cuántas páginas de arqueología y de numismática y te haces una lista de monedas con sus medidas, te haces unas medias de todo lo que encuentras y redondeas (porque, de todas formas, es para un juego y no una tésis). Y lo que queda es esto.

Monedas Diámetro Peso En un Kg
Cobre (mc) 10 mm 2 gr 500 monedas
Plata (mp) 15 mm 4 gr 250 monedas
Electro (me) 15 mm 5 gr 200 monedas
Oro (mo) 25 mm 8 gr 125 monedas
Platino (mpt) 40 mm 20 gr 50 monedas

[Dark Heresy] Nuevas municiones para escopeta

Una de la ventajas que tienen las escopetas sobre el resto de armas de fuego es la mayor variedad de municiones que pueden utilizar en comparación, curiosamente en Dark Heresy son las demás armas de proyectiles sólidos las que disponen de mayor variedad. Es un error que siempre me ha chirriado, así que lo he resuelto creando las reglas para unos cuantos tipos más.

Todas son municiones extraídas del trasfondo de Warhammer 40000, para quienes tengan dudas al respecto.

Cartuchos amputadores

Extremadamente ilegales en la mayor parte de los mundos del Imperio (al menos para los civiles), la munición amputadora está llena de micro-metralla explosiva diseñada para cortar la carne y fragmentar el hueso. Al usar esta munición, la escopeta gana la propiedad Desgarradora.
Se utiliza con: Escopetas, escopetas de corredera y escopetas de combate.
Precio: 13 tronos por cartucho.

Cartuchos aturdidores

Utilizada por muchos arbitradores y cazadores de recompensas para sojuzgar al objetivo antes de matarlo, estos cartuchos disparan un proyectil con una gran carga eléctrica que se libera al impactar. La escopeta gana un 50% de alcance y gana la propiedad Conmocionadora, pero pierde la de Dispersión.
Se utiliza con: Escopetas, escopetas de corredera y escopetas de combate.
Precio: 10 tronos por cartucho.

Cartuchos bolter

A pesar de los intentos de los fabricantes por impedirlo, algunos proyectiles de bolter pueden ser modificados para dispararse con una escopeta. Una escopeta que utiliza munición de bolter modificada ve reducida su CDD a T/-/-, su alcance se duplica y el daño que hace pasa a ser 1d10+5X, con penetración 4 y la propiedad Desgarradora, perdiendo la Dispersión.
Se utiliza con: Escopetas, escopetas de corredera y escopetas de combate.
Precio: 20 tronos por cartucho.

Cartuchos Cryptus

Creados con fragmentos de cristal blanco procedente de las ruinas del Templo de las Sagradas Luces del Dios-Emperador, en el mundo de Cryptus, han demostrado ser especialmente efectivos contra demonios y criaturas de la disformidad. Se consideran ataques sagrados, de forma que anulan los efectos de duplicar la Bonificación de Resistencia por parte de criaturas con el rasgo Demoníaco y se considera un ataque Desgarradora contra éstas y aquellas que tengan el rasgo Criatura de pesadilla.
Se utiliza con: Escopetas, escopetas de corredera y escopetas de combate.
Precio: 25 tronos por cartucho.

Cartuchos flechette

En lugar de utilizar perdigones esféricos, la munición flechette es más estable a largas distancias y tienen mejor capacidad de penetración de armaduras.
Cuando se usa con escopetas éstas ganan un 50% de alcance y no se aplica el doble de puntos de blindaje en disparos a distancia larga ni extrema. En el caso de usar con otro tipo de arma el alcance se divide entre dos y ganan la propiedad Dispersión.
Se utiliza con: Escopetas, escopetas de corredera, escopetas de combate, pistolas y revólveres de bajo calibre, pistolas pesadas y automáticas, rifles automáticos y rifles de caza.
Precio: 5 tronos cada 6 cartuchos.

Cartuchos de gas

En realidad una versión de pequeño tamaño de una granada de gas autopropulsada, las unidades de asalto las suelen utilizar como sustituto de los lanzagranadas para cubrir su avance. Utilizando esta munición la escopeta pierde la propiedad Dispersión y gana la de Humo, aunque el área afectada será sólo de 1d5 metros.
Se utiliza con: Escopetas, escopetas de corredera y escopetas de combate.
Precio: 10 tronos por cartucho.

Cartuchos sólidos

A diferencia de los cartuchos convencionales estos van cargados con una única bala de gran calibre. Cualquier escopeta cargada con cartuchos de bala sólida duplican su alcance y pierden la propiedad Dispersión.
Se utiliza con: Escopetas, escopetas de corredera y escopetas de combate.
Precio: 1 trono cada 20 cartuchos.