Tipos Duros: Convicciones (I)

Si hay un rasgo psicológico que distingue a un tipo duro del común de los mortales entonces ese es la firmeza de sus ideales, la implacable tozudez con la que sigue su particular código de conducta, incluso cuando ello resulta incomprensible para el resto del mundo o lo pone en contra de él.

Al igual que en los dioses arquetípicos de las mitologías clásicas, la moral de los tipos duros suele ser simple y directa: en sus mentes no hay lugar para la duda ni las dobles interpretaciones ya que tienen un objetivo claro y lo buscarán por encima de cualquier cosa.

De la propia total determinación con que siguen sus códigos de conducta es de donde surge, a su vez, el mayor punto débil que poseen: a veces son incapaces de apartar su vista del fin último y toman decisiones de acuerdo con ello que pueden comprometer el futuro inmediato.

Códigos simples, situaciones complicadas.

Elegir una Convicción

Todo tipo duro debe elegir una Convicción, que determina su manera de ver el mundo y la ética que profesa. Esta Convicción será la que guíe sus acciones y debe ser siempre fiel a ella, incluso cuando perseguir sus fines superiores le cause un problema a corto plazo, al fin y al cabo es el motivo por el que es lo que es y hace lo que hace.

Siempre que un tipo duro anteponga su Convicción a la consecución de un beneficio inmediato gana un Bennie, que se acumulará con aquellos que tuviera previamente y podrá usar de las formas habituales. Aunque ya se tiene en cuenta, al ser de obligatoria elección, las Convicciones cuentan como un Impedimento (Hindrance) mayor.

Aunque después se extenderán más, la lista previa de Convicciones son:

  • Ambición.
  • Defender la ley.
  • Hacer justicia.
  • Proteger a los inocentes.
  • Redención.
  • Venganza.

Próximamente pondré las descripciones pormenorizadas de cada una aunque es una lista en proceso de revisión, así que, si se os ocurre alguna más no dudéis en dejarla en los comentarios. Además, tengo la duda de si la descripción de cada Convicción debería ser más o menos difusa, comentándola y dejando a la libre interpretación de cada uno lo que entra completamente en ella y lo que se sale, o dar una lista de ejemplos de “lo que sí” y “lo que no”. ¿Qué opináis vosotros?

Download PDF

1 opinión en “Tipos Duros: Convicciones (I)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *