El mundo de Tipos Duros

El mundo de Tipos Duros no es exactamente el nuestro (o sí), pero se le parece mucho (o no). No es ni pretende ser original, porque está formado por miles de pequeños retazos y lugares comunes salidos de las muchas fuentes de inspiración. Así que, en realidad, ya sabes cómo es: lo has visto mil veces.

El mundo es duro, tanto como sólo puede serlo los territorios de donde surgen los tipos duros. La injusticia abunda y las buenas personas están saturadas hasta no tener más capacidad para reaccionar; los malvados son tantos y han adquirido tanto poder, que quienes pretenden defender algo decente ven cómo se agotan sus recursos antes de conseguir ver los efectos. Lo cierto es que no se diferencia apenas de nuestro mundo.

Las personas bondadosas viven en el temor por la crueldad de los viles. Las fuerzas de seguridad están corruptas, sobrepasadas de trabajo y burocracia hasta resultar prácticamente inútiles o se han vuelto tan cínicos que no les apetece mover ni un dedo. Aquellos sin escrúpulos para aprovecharse de los demás son legión y parece que puedan moverse a sus anchas; sin embargo, por ver algo positivo, en el mundo de Tipos Duros los culpables siempre son fáciles de identificar.

Es un mundo de extremos, en que los buenos son muy buenos, los malos muy malos y todo parece engranar de manera que las cosas ocurren cuando deben ocurrir. Ni antes ni después.

Es un mundo donde los arquetipos están vivos. Donde los buenos sargentos de policía son tipos con bigote siempre de mal humor, que hablan a gritos y que parece que cada vez que abren la boca es para echarle la bronca a sus mejores hombres, pero que en el fondo haría lo que fuera para sacar a sus agentes de los peores barrios y limpiar las calles. Donde los secuaces pueden ser incluso cientos, pero cada cierto tiempo tienen una cara familiar y uno puede verse tentado de parar unos minutos a pensar dónde había visto antes esa cara. Donde la última bala es tan certera y hace un agujero tan grande que parece que se hubiera podido resolver todo el problema con ese único disparo. Donde los tipos duros, auténticos héroes y villanos, son tan reconocibles como el mundo en el que se mueven.

Un mundo enfermo, en el que los Tipos Duros son la cura.

Cosicas curiosas II

Unas cuantas cosas interesantes que he visto por ahí y que como acumulo hasta ocupar que lleguen a la media docena pues se convierten en información obsoleta incluso antes de que yo lo publique. En cualquier caso artículos o noticias que me han llamado la atención en los últimos tiempos y que pueden tener alguna clase de relación o influencia en los contenidos del blog.

  • Invierno nuclear, 30 años después: de Carl Sagan a Mad Max. Un artículo de Xataka donde le pegan un repaso a la historia de la idea del apocalipsis nuclear y todo lo que ha influido en el mundo de la cultura y el ocio. Difícil de definir, pero de interesante lectura.
  • En el blog de Ghilbrae, Pablo Diacrítica se trabaja un artículo de lo más interesante sobre la iniciación al tiro con arco. Y lo veo interesante no sólo por lo que representa para el que esté interesado en el tiro con arco, sino porque aporta mucha información “básica” para entender lo que es esa disciplina (y por tanto aportes de fondo para muchos tipos de juego).
  • Tras la entrada sobre los mapas y haber leído en Laboratorio Friki sobre los dungeons del mundo real, buscando documentación di con el Proyecto Templos, Tumbas y Pirámides Egipcias, que contiene un enorme listado de las tres cosas nombradas con información de su localización, descripciones y mapas. Imprescindible para Saqueadores de tumbas.
  • El juego de fantasía Earthdawn entra en proceso de Kickstarter para sacar adelante la 4ª edición. Para el que no conozca el juego (que creo que jamás ha salido en español) es un mundo de fantasía nada típico, en el que las razas sintientes empiezan a emerger de las ciudades subterráneas en las que han estado ocultas durante siglos mientras ocurría el Azote (la invasión del mundo por parte de unas criaturas llamadas horrores y que se introducen en el mundo en el momento álgido de la magia). Existen algunas razas similares a las habituales en fantasía, como los enanos o los elfos, pero también otras razas escepcionales como los hombres de obsidiana (que tienen mucho de pétreo) o los elfos de sangre (que decidieron protegerse de los horrores por sus propios métodos en lugar de sepultar sus ciudades, y se lanzaron un hechizo que falló e hizo que desde su interior les crezcan espinas que desgarran la carne y piel, provocando dolor y sangrado continuo). Además, es el pasado del mismo universo de Shadowrun; aunque oficialmente esto ya no es así desde que diferentes empresas tienen los derechos de cada juego, pero hay cosas que siempre quedan ahí.
  • Torres Quevedo y el Ajedrecista, un artículo de Engadget sobre el ingeniero e inventor español Leonardo Torres Quevedo y su invento más extraordinario, una máquina electromecánica preñada de engranajes que jugaba al ajedrez (con un set de piezas limitado), que era capaz de ganar a jugadores humanos y que hará las delicias y volar la imaginación de todos aquellos aficionados al steampunk

Y de momento con esto vamos a ir tirando, próximamente más.