Desafío 30d, día 3: Juego más odiado

Al igual que con mis juegos preferidos, tampoco tengo un juego más odiado de manera absoluta.

Durante mucho tiempo le cogí tirria a Rolemaster, precisamente porque cuando jugaba se nos hacía eterno resolver cualquier cuestión. Además, aunque me gusta que un sistema sea detallista, el grado de control sobre cualquier detalle que tiene Rolemaster me resulta hasta excesivo, y hasta absurdo a veces por los resultados que podían obtener en las tablas (la daga que atraviesa el cerebro del troll entrando por el oído… de un mediano? ¿La daga de un mediano, que no llega a la altura de la rodilla, entrando por el oído del troll? ¿En serio?)

Después de aquello llegué a odiar el D20. No por el sistema en sí, que nunca me ha dicho ni fú ni fá, sino por la época que todos recordaremos en que parecía que iba a fagocitar todo y que todos los juegos iban a ser D20. Era como un virus que lo invadía y lo infectaba todo. Sálvese quien pueda.

Desafío 30d, día 2: ¿Cual es tu juego favorito?

Mi juego favorito… uf, qué difícil. Creo que no tengo un único juego favorito y más bien tengo juegos favoritos dentro de cada género.

Por ejemplo, en el mazmorreo he descubierto hace relativamente poco que me quedo con La Marca del Este (apoyada un poco por OSRIC).

En ciencia ficción tengo a Shadowrun, Dark Heresy y Fading Suns.

En horror Tengo a La Llamada de Cthulhu y Vampiro (sí, porque mis partidas de Vampiro siempre fueron de horror).

Otros juegos han pasado por mi vida, pero estos son los que son y serán mis preferidos dentro de lo que cada uno representa.