[Carrusel Bloguero] ¿Qué haces?

El blog Memorias de un Rolero hace este mes de cicerone del Carrusel Bloguero de Juegos de Rol y propone algo, a priori muy habitual en nuestras mesas, pero muy poco común en los blogs: describir una escena rolera y darle a los lectores la oportunidad de aportar lo que harían sus personajes (sin necesidad de tener que explicar qué juego ni qué clase de personaje, como si fuera una partida ya preparada y directa a la acción).

Algo tan sencillo y que a la misma vez dice tanto. ¿Por qué? Porque al exponer una narración espontánea, tengo claro que cada rolero da su mejor lado: elegirá casi seguro una de sus ambientaciones de referencia y le imprimirá su propio estilo, que, aunque visto mal puede dar algo de miedo, dice mucho sobre las personas.

Sin más dilación…

En la calle apenas titila una bombilla en una larga hilera de farolas destrozadas. El vehículo frena bruscamente al llegar a la oscura intersección, desde la que se atisban rápidos destellos intermitentes e irregulares al fondo de varias de las calles. Un segundo después, una estela de fuego y humo cruza a lo largo de la calle, desatando el caos. El vehículo salta y se vuelca sobre su costado mientras tú y tus compañeros os golpeáis con la pequeña tormenta de pequeños objetos que vuelan por el interior. Te levantas, dolorido, apoyándote en el cadáver de uno de tus amigos: tiene el cuello aplastado por el golpe. Todo lo rápido que podéis os ajustáis el equipo y abrís la puerta trasera, cuya hoja cae sobre el suelo con fuerza.

El conductor está ya fuera, parapetado tras vehículo, apoyando la espalda en el techo. Consulta los datos de la misión y os enseña, por última vez, las fotos de vuestros seres queridos.

– Cambio de planes – os dice -, debe ser una batalla tribal y parece quedar justo entre vosotros y el taller clandestino. Os esperaré aquí. Recordad que somos hombres de honor, traednos las memorias con los planos que os hemos dicho y soltaremos a vuestros familiares. Morid y soltaremos a vuestros familiares también. Traicionadnos y suplicarán que les dejemos morir.

Al fondo de la calle el tableteo de las armas automáticas persiste, provocando ocasionales silbidos de balas perdidas que pasan alrededor del vehículo y a veces impactan en él. Al cabo de unos segundos,las ráfagas se dirigen en vuestra dirección y os percatáis de que una de las bandas se cree rodeada y os ataca como si fuerais parte de su enemigo. El combate se recrudece mientras evaluáis vuestras posibilidades.

Una tapa de alcantarilla salta por los aires en una explosión de gas y durante unos segundos la llama ilumina toda la calle antes de extinguirse. Debe haber al menos una veintena de pandilleros en pleno combate.

¿Qué haces?

[La Marca del Este] Los Hermanos del Acero, emblema y miembros importantes

Emblema de los Hermanos

Disponen de dos emblemas que pueden utilizar de forma indiferente. El primero es un antebrazo con el puño cerrado hacia arriba. El segundo es un martillo y una espada puestos en aspa.

Personajes importantes de los Hermanos del Acero

Err’Ik Ad Damms, Capitán y Fundador de los Hermanos del Acero
  • CA: 2
  • DG: 8 (34 puntos de golpe)
  • Movimiento: 10m
  • Daño: Martillo de perdición 1d6+4
  • TS: Como un bardo de nivel 7.
  • Moral: 10
  • PX: 1260
  • Alineamiento: legal

Err’Ik es un bardo extraño, que pasó de las pendencias de taberna a proteger a los indefensos y fundar los Hermanos en un intento de conseguir que Reino Bosque fuera un lugar más seguro. Es un hombre rubio de mediana edad, bajo y robusto (aunque sin llegar al extremo de los enanos), con una voz prodigiosa y una mayor habilidad aun con el martillo.

Siempre va equipado con el Martillo de perdición original y una de las pocas Escamas de la Justicia conocidas.

Thoren Mile, Sargento Reclutador errante
  • CA: 2
  • DG: 6 (56 puntos de golpe)
  • Movimiento: 9m
  • Daño: Espada larga mágica (+2) 1d6+4
  • TS: Como un guerrero de nivel 6.
  • Moral: 9
  • PX: 440
  • Alineamiento: legal

Thoren Mile es uno de los miembros más antiguos de los Hermanos y sin duda el Reclutador más activo. Recorre a caballo el Reino Bosque sin prisa alguna, ofrecienco unirse a la cofradía a aquellos que encuentra que son dignos de llevar el emblema del puño alzado.

Siempre va equipado con una armadura de bandas, una espada larga y un escudo.

[La Marca del Este] Los Hermanos del Acero, ritos y organización

Rituales de los Hermanos del Acero

La cofradía da mucha importancia a los rituales de grupo, aunque no es que se pueda decir que sean muy estrictos con las formas. Lo más habitual es que se reuna el mayor número posible de hermanos de las inmediaciones y se reciten algunos de los versos de juramentos o amenazas al mal, mientras se come en abundancia y se riega con abundante vino y licor, a la par que cada Hermano cuenta sus últimas andanzas de forma más o menos exagerada.

Para entrar a formar parte de la hermandad, es tan fácil (y tan difícil) como presentarse ante algún miembro con un cargo de Sargento Reclutador y ofrecer indicios de una reputación intachable ligada al lado del bien, así como pruebas de la derrota de algún monstruo maligno o la resolución de un mal de cierto alcance. Después debe enfrentarse a una serie de demostraciones en las que el reclutador tantea las capacidades del postulante y que quedan a elección de aquel tanto la elección de las pruebas como la evaluación en sí. Si se pasan las pruebas entonces se entrega una capa con la librea de los Hermanos del Acero y el postulante se convierte de forma inmediata en uno.

Existe también un ritual de combate honorable por el que cualquier Hermano puede retar a otro a combate singular en cualquier momento; se puede negar el reto, pero no está bien visto. Entonces ambos combaten a primera sangre o hasta que uno se rinde, según hayan acordado. Al contrario de lo que pudiera parecer, lejos de servir para crear rencillas y conflictos entre los Hermanos, en muchas ocasiones ha servido para establecer relaciones verdaderamente fraternales y de maestro-alumno. Por extensión, el ritual de combate honorable también diferencia a los verdaderos Hermanos de aquellos que sólo se intentan hacer pasar por ellos. Al fin y al cabo ¿quién querría exponerse a ser retado en combate por la élite?

Organización de la cofradía

Los Hermanos del Acero tienen una organización simple y efectiva, en parte gracias a que su número nunca es demasiado grande (los Hermanos no son unos suicidas, pero sus ocupaciones les producen un índice de mortalidad bastante alto).

En primera instancia están los Capitanes que, además de los dos fundadores (también conocidos por ser los dos bardos con mayor suerte del mundo), organizan los grupos de las ciudades grandes y las concentraciones para misiones de gran envergadura. Después se encuentran los Sargentos, que se encargan de organizar a los Hermanos en los pueblos y ciudades con sede permanente, mientras que los Hermanos Errantes se mueven por todo el territorio sin atender a ningún superior en particular, pero debiendo responder ante el que exista en la zona que haya.

Los Reclutadores son Sargentos de amplia experiencia, que han luchado durante largos años y son demasiado ancianos (o demasiado mutilados) para la vida activa. A pesar de compartir rango con los Sargentos normales los Reclutadores rara vez toman parte en misiones y son menos dados a ejercer como organizadores, a menudo siendo un cargo paralelo al del Sargento más joven y activo.