La llamada de los Soles Exhaustos (Fading Cthulhus)

Fading CthulhuCuando comento que la mejor aparición de los Mitos de Cthulhu fuera de su existencia canon y La Llamada de Cthulhu es Fading Suns, me encuentro sorprendido de que al parecer nadie se ha dado cuenta de las (más que) reminiscencias que el juego tiene a la mitología creada por el bueno de Lovecraft.

Así que, con ánimo didáctico, voy a desgranar los motivos por los que creo que Cthulhu y sus amiguitos están escondidos en el interior de Fading Suns, esperando a que cualquier DJ les sacara provecho.

Existen pildoritas que los creadores del juego dejan a lo largo del juego de forma habitual (como cierta luna cuyo acceso está restringido por la Inquisición porque se encuentra sepultado en su interior “un mal primigenio”); siendo sobre todo, ya que no existe (al menos que yo sepa) ninguna indicación clara de las inspiraciones por parte de los autores, pequeños guiños que dejan aquí y allá.

Sin embargo, soy de la opinión de que los autores se molestaron en imprimir un aspecto muy lovecraftiano al universo de dioses y demonios (conviene recordar que los seres que la Iglesia del Sol Universal llama demonios, para otras culturas son Dioses y como tal se los nombra,… anda, como en el mundo real y los Mitos), con descripciones con muchos puntos en común (y la prosa recargada) y el ambiente, claramente pesimista de horror cósmico (una de las partes más interesantes y menos aprovechadas de Fading Suns, en la que lentamente todo se ve abocado a la aniquilación a través del oscurecimiento de las estrellas, sin importar lo que haga nadie para evitarlo), que garantiza para todos aquellos que entran en esa parte del infinito, frío y vacío universo de los Soles Exhaustos, una descarnada ascensión a la locura y/o la muerte más desagradable posible.

Libros prohibidos que vuelven locos a quienes los leen, como el Stellar Apocryphon o el Draco Codex, nigromantes de apellidos “reconocibles” como d’Erlet (¿Derleth?) y otros detalles que te dejan pensando que los autores son unos cachondos de mucho cuidado (como ese sádico adorador demoniaco llamado Gilles LeFanu Li Halan) y que está claro que han plagado las páginas de los manuales de Fading Suns de inspiraciones y homenajes.

Y algunos demonios “con nombre y apellidos” a los que cuesta poco encontrar una contrapartida más o menos directa en los Mitos de Cthulhu.

  • Elzuphair, la Cabra de la Fecundidad (sultán del Décimo Qlippoth) y Shub-Niggurath, La negra cabra de los bosques con un millar de retoños.
  • Layalath, el insondable útero del vacío  (sultán del Séptimo Qlippoth y que procrea monstruos continuamente) y Abtoth, el Dios Exterior que continuamente está creando monstruos de su propia materia.
  • Aachiyel, El sol negro en el corazón del Universo (Sultán del Primer Qlippoth) y Azatoth, el Dios exterior “ciego e idiota” que habita en el centro del universo.
  • Sshlu’uthetcch, El que susurra en el vacío, que probablemente no sea Nyarlathotep, el acechador entre las estrellas, el morador de la oscuridad, a pesar de que los dos están íntimamente relacionados con las puertas, ambos tengan tentáculo/s en lugar de cabeza y rostro, y ambos prefieran susurrar y corromper para que sean los otros quienes se manchen las manos.

¿Entonces Fading Suns es un juego de los Mitos? En absoluto, Fading Suns es un juego de ciencia ficción y fantasía que, eso sí, oscila desde la space opera más desenfadada hasta el horror espacial en el que los primigenios no es que tengan cabida, es que seguramente ya estaban ahí.

Download PDF

4 opiniones en “La llamada de los Soles Exhaustos (Fading Cthulhus)”

  1. Buenooooo, acabas de hacer que tenga unas gaaaanas locas de dirgir Fading Suns, amigo mío. De eso, y de conseguir más material del juego, ya que sólo tengo el básico.

    Bravo por tu exposición.

  2. Jejeje. Siempre hay ganas de Fading Suns…

    Sobre material extra, yo te recomendaría sobre todo los tres libros grandes de facciones (Sacerdotes del Sol Celestial, Mercaderes de la Red Estelar y Señores de los Mundos Conocidos) y posteriormente los dos Guía Imperial. Los más interesantes con diferencia al margen de los centrados en reglas, como la Guía del jugador.

  3. Bueno, bueno, Wulwaif, tuve que hacer más de una y más de dos visitas al manual de bichos de La Llamada para poder contrastar algunos antes de poner los ejemplos, que ya quisiera yo tener esos conocimientos memorizados. XD

    De nada y ojalá fuera tan fácil saber siempre qué escribir para dejar contento al respetable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *