Warhammer 40000 Gamer Edition, fotoreseña

En espera de poder dedicarle tiempo a la lectura del manual de la recentísima sexta edición de Warhammer 40000 y, como no podía ser de otra manera, repaso lo más concienzudo posible a los cambios de reglas (aunque ya adelanto algo: la sombra de la segunda edición es alargada), voy a dejar una pequeña reseña fotográfica de los artículos que incluye.

El empaquetado no es precisamente algo del otro mundo. Al abrirlo lo primero que encontramos es la bandolera de la Guardia Imperial, metida dentro de su bolsa protectora.

Se abre el paquete y aparece la bandolera de la Guardia Imperial

Una vez apartada la bandolera, se encuentran los dados monitorum (en su blíster) y el manual. Se me ponen los pelos como escarpias al ver que no hay ningún elemento protector que pueda absorber los golpes del embalaje y que de haberlo tratado con poca delicadeza el libro podría haber llegado hecho un cristo.

La bandolera, los dados monitorum y el manual.

La bandolera es de piel. Obviamente no va a ser de piel de eldar por el precio que tiene, pero sin duda la impresión que da es muchísimo mejor que la del plástico símil. Está hecha por completo imitando el aspecto que debería tener una de la Guardia Imperial (y por tanto, tiene un aire retro de la Guerra Mundial).

Vista de la bandolera sin la bolsa protectora.

El interior de la bandolera está compartimentado. Tiene dos grandes espacios interiores para diferentes manuales y libros, y tres bolsillos que de entrada me dan buen rollo porque algo me dice que tienen el tamaño de un cargador estándar de rifle láser.

El cierre externo se hace a través de una tanka y los interiores simplemente pasando cabezas de clavo por agujeritos en las solapas. Más retrofuturista imposible.

Dentro de la bandolera, envueltos en plástico de burbujas y encastradas en un blíster plástico, se encuentran las insignias del Caos y el Imperio, con los que poder personalizar el exterior de la bandolera. Teniendo en cuenta que son los artículos mejor protegidos de todo el paquete, imagino que estarán hechos con el mismo material que el Trono Dorado o los cuernos de un Guardián de los Secretos. Y si no no entiendo por qué tanta protección, vista la deficiencia de blindaje que tenían el resto de elementos.

La bandolera abierta y mostrando los bolsillos.

Los dados monitorum están decorados de forma algo barroca (como corresponde al ambiente del cuadragésimo primer milenio) y vienen con media docena de atriles (que imitan servocráneos), por si los piensas usar para marcar zonas de terreno o el estado de personajes y vehículos. La caja tiene imita un cargador de rifle láser estándar, en metal y que hace juego estupendamente con la caja de munición de bólter de la anterior edición.

Se comenta que Games Workshop ha tenido problemas con la producción de dados y que no pueden servirlos “a granel” de momento, así que puede ser que los poseedores de una Gamer sean los únicos que tengan dados monitorum por una temporada.

Los dados monitorum

Detalle de los dados monitorum

Efectivamente, los bolsillos tienen el tamaño perfecto. No creo que se pueda poner tacha a la atención por los detalles que se han tenido en cuenta.

Comprobando que los bolsillos de la bandolera tienen el tamaño perfecto para la cajita de los dados.

La imagen de portada no está nada mal, aunque personalmente ya la veo más adecuada para un códex que para el manual básico del juego y me habría gustado una más en sintonía con lo que han venido siendo las portadas de 4ª y 5ª. En cualquier caso la ilustración es de calidad y le augura un futuro potente a los Ángeles Oscuros (que si no pasa nada, serán el ejército imperial que salga en la caja de iniciación, junto con los MEC).

La portada del ladrillo, digo del manual.

La edición es en cartoné (tapas duras, vaya) con acabado plastificado en el exterior y páginas de papel de buen gramaje y calidad a todo color en el interior. A diferencia de anteriores ediciones, absolutamente todas las páginas van a cuatro tintas, en lugar de tener contadas páginas y secciones de fotos sólo. El manual sobrepasa las 430 páginas, llevando el grosor (y el peso) varios niveles por encima de anteriores ediciones. Muy manejable no es y se agradecerá la aparición de una versión “de bolsillo” en la caja de iniciación.

Se ha añadido un marcapáginas al libro, un detalle curioso e interesante (aunque me consta, por experiencia, que luego acabas metiendo mil marcapáginas para consultar cada cosa posible durante la partida).

La impresión que da es de muy buena calidad.

Comparación de grosores entre la 5ª y 6ª edición.

Vista de página de reglas del manual.

Otra novedad curiosa de esta edición es la inclusión de páginas desplegables en el interior, albergando algunas de las ilustraciones más espectaculares del universo 40K. Aunque temo por su integridad en el acto de abrir y cerrar el libro, creo que pueden suponer una ayuda a la hora de sumergirse en las monumentales dimensiones del trasfondo (y es que, juggernaut grande, ande o no ande).

Página desplegable del interior.

Las ilustraciones interiores, como viene siendo habitual, son un batiburrillo de nuevas (y espectaculares) y recicladas (que siguen siendo de buena calidad, pero algunas están más vistas ya que el tebeo. Como apreciación personal, decir que el arte nuevo me ha dejado mejor impresión que el que incluyeron en la anterior edición.

Las ilustraciones a doble página son relativamente frecuentes.

Una ilustración a doble página del manual.

La sección de hobby y miniaturas es amplia, pareciendo seguir la fórmula de siempre. Me ha gustado que ya en el básico se comente el conversionado de miniaturas y algunos de los ejemplos (aunque sencillos) me molan.

Echo en falta que salga el rotulito de ‘Eavy Metal.

Miniaturas, transformaciones...

Podría poner más fotos, pero sería repetitivo. Lo más que puedo añadir es que me ha gustado, la calidad está más allá de toda duda y aunque sin duda es un manual caro, a día de hoy todavía hay bestsellers que lo hacen parecer barato (sale más barato arrasar un sistema planetario que bailar con dragones, está claro).

En los próximos días, iré haciendo algún comentario acerca de las nuevas reglas y cómo afecta al juego todo eso que a algunos les parece tan novedoso y que tiene olor añejo (de la segunda edición, concretamente).

Download PDF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *